miércoles, 26 de julio de 2017

Agencias de viajes de EEUU unen fuerzas contra política de Trump hacia Cuba

25 julio 2017


Un grupo de turistas estadounidenses realiza un tour en bicicleta por el centro de La Habana. Foto: Reuters.

Operadores turísticos estadounidenses, que envían viajeros a Cuba, se están organizando para limitar los daños a sus negocios un mes después de que el presidente Donald Trump anunció una regresión en la política emprendida por su predecesor Barack Obama hacia la isla.

“Necesitamos compartir información y hablar con voz unida en temas que son importantes para nosotros”, dijo Michael Sykes, del Cuba Cultural Travel, quien está fundando un grupo de comercio que actualmente cuenta con más de 30 miembros.

El empresario dijo que aunque los cambios anunciados por Trump no dañarán seriamente hasta el momento el negocio, los operadores se han preocupado de estar preparados en todos los detalles.

Trump criticó el mes pasado los esfuerzos emprendidos por su antecesor Obama para promover los lazos culturales y económicos con Cuba, y los calificó de terrible y mal orientado acuerdo.

En su discurso en Miami, Trump anunció que los estadounidenses podían llegar a Cuba bajo el estatus de las 12 categorías de viajes no turísticos y prohibió a los empresarios estadounidenses hacer negocios con entidades de las Fuerzas Armadas de la isla.

Los cruceros están permitidos, dijo el Gobierno de Washington.

Podemos trabajar con los nuevos reglamentos con cambios mínimos, pero se ha echado una cortina sobre el negocio y eso me preocupa en el futuro, dijo el turoperador Steven Cox, presidente de International Expeditions, con sede en Alabama.

Desafortunadamente, la percepción lo es todo. Muchos viajeros estadounidenses no están bien informados y creen que viajar a Cuba está siendo cortado y eso no es cierto, señaló.

Sin embargo, una encuesta de una docena de operadores turísticos mostró que la mayoría no había visto ningún cambio significativo en sus negocios hasta la fecha.

Cafferty dijo que estaba a la espera de las directrices más específicas del Departamento del Tesoro.

Unos 300 mil estadounidenses, excluyendo los de origen cubano, han visitado Cuba en lo que va de este año, de los cuales 40 mil viajaron fuera de los grupos organizados, utilizando reservas en las líneas aéreas.

(Con información de Reuters)

Brexit, la noticia silenciosa

Alejandro Nadal, La Jornada

Ya casi nadie habla del Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE). Para muchos esa ya no es noticia y después de la tormenta del referendo de junio de 2016, cuando el electorado decidió abandonar la UE, parece que las aguas han vuelto a su cauce normal. Pero las apariencias engañan. Debajo de la aparente calma hay varios volcanes preparándose para hacer erupción. Se ha escrito mucho sobre las razones que explican el resultado del referendo. Pero todavía falta mucho que analizar sobre las consecuencias de ese sufragio de dimensiones telúricas.

Durante la campaña anterior al referendo, el entonces primer ministro David Cameron luchó ferozmente por la permanencia en la Unión Europea. Pero a pesar de lanzar mensajes alarmistas sobre un supuesto colapso económico en caso de ganar el voto negativo, no pudo convencer a unos electores cansados de años de política neoliberal y ávidos de buscar chivos expiatorios. Hoy la libra esterlina permanece un 15 por ciento por debajo del valor que tenía antes del referendo con respecto del euro, pero la economía no sufrió un colapso (todavía). De todas maneras, es importante recordar que la votación en el Reino Unido fue fragmentada. Inglaterra y Gales votaron en favor de abandonar la UE. Pero Escocia e Irlanda del Norte rechazaron la salida y votaron de manera decisiva en favor de permanecer en la Unión Europea. Al día siguiente del referendo Cameron debió renunciar y en su lugar quedó Teresa May, quien había fungido como secretaria del interior.

Pero el gobierno conservador quedó debilitado. May estaba en favor de la permanencia en la UE, pero ahora no le ha quedado más remedio que encabezar el gobierno que instaurará el retiro. Intentando fortalecer su posición en las negociaciones que se avecinaban, May convocó sorpresivamente a unas elecciones el pasado 8 de junio, las cuales le resultaron muy desfavorables. Para permanecer en el poder, la primer ministra debió pactar con el minoritario y retrógrado partido DUP de Irlanda del Norte.

En marzo pasado la primer ministra May escribió al presidente del Consejo Europeo (el polaco Donald Tusk) informando de su decisión de invocar el artículo 50 del Tratado de Lisboa (hoy, uno de los pilares centrales de la arquitectura jurídica de la Unión Europea). Ese precepto establece que cualquier miembro de la unión puede salirse si así conviene a sus intereses. Para hacerlo se requiere notificar al Consejo Europeo e iniciar las negociaciones necesarias para llegar a un acuerdo de salida en un término no mayor de dos años. Transcurrido ese plazo, los tratados que integran la matriz de relaciones de la UE dejarán de tener vigencia en el país en cuestión. El plazo puede extenderse con la aprobación unánime de todos los miembros de la unión.

Todo parece bien reglamentado. Pero el plazo de dos años no es suficiente para redefinir 40 años de relaciones económicas. La multitud y complejidad de asuntos a ser negociados es abrumadora e incluye aranceles y regulaciones ambientales, normas técnicas, tránsito de personas, inmigración, la jurisdicción de la Corte Europea y, desde luego, el delicado tema del pago de compromisos financieros adquiridos durante los cuarenta y cuatro años de membresía en la UE.

El 19 de junio comenzaron las negociaciones para el equipo negociador inglés. Si May se había hecho algunas ilusiones sobre el proceso, éstas se disiparon rápido. Los negociadores de la UE tienen instrucciones de no hacer fácil el proceso para Londres. En Bruselas hay temores de que otros países (como Holanda o Dinamarca) se sientan tentados de seguir el ejemplo del Brexit. La mejor manera de evitar ese escenario es elevando el costo para el Reino Unido.

El impacto de Brexit sobre la industria del Reino Unido será resentido en cada rama de actividad. Pero quizás uno de los efectos negativos más importantes será el que sufrirá la actividad bancaria. Al perder su derecho de pasaporte, los bancos domiciliados en el Reino Unido también verán su libertad para realizar operaciones en toda la UE. Muchos bancos internacionales encontrarán más conveniente simplemente mudarse a Francfort o a París. Aunque eso no va a ocurrir de la noche a la mañana, el éxodo de bancos y otras empresas en el sector financiero seguramente se va a producir a lo largo del proceso de negociaciones. Muchas instituciones han comenzado a elaborar planes para enviar personal a otras ciudades en la UE. Por ejemplo, HSBC ha anunciado que planea enviar más de mil empleos a su sede en París y el banco UBS también ha dado conocer planes para transferir entre mil y 5 mil empleos de Inglaterra a la UE. El impacto sobre el Reino Unido de esta gradual migración hacia las ciudades de Europa será significativo, sobre todo si se toma en cuenta la contribución del sector financiero al PIB (alrededor de 10 por ciento del PIB) y a la recaudación fiscal (unos 90 mil millones de dólares el año pasado). La semana entrante analizaremos el impacto de Brexit sobre el sector financiero con base en el Reino Unido.

Economía cubana frente a viejas y a nuevas complejidades

Por María Julia Mayoral*

La Habana (PL) Cuba enfrenta en 2017 severas tensiones financieras y materiales, que en el primer semestre del año permitieron apenas una expansión del 1,1 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB), bajo el cerco económico, financiero y comercial de Estados Unidos.(PLRadio)

A juicio del presidente Raúl Castro, la expansión del PIB significó 'un discreto resultado alentador', que denota un cambio en el signo de la economía nacional en comparación con el año anterior.

Con suficiente antelación, desde la etapa preparatoria del plan y el presupuesto anual, el ejecutivo alertó sobre la persistencia de limitaciones financieras y retos que podrían complicar el desempeño económico.

'Igualmente previmos eventuales dificultades en el suministro de combustibles desde Venezuela, a pesar de la invariable voluntad del presidente Nicolás Maduro y su gobierno por cumplirlo', dijo el mandatario en la más reciente sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento unicameral).

En opinión de expertos, el bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos representa el principal obstáculo para el desarrollo país y a la luz del derecho internacional tipifica como un acto de genocidio.

'Desde que comenzó a aplicarse esta política hace más de 50 años, el bloqueo ha provocado perjuicios cuantificables por más de 125 mil 873 millones de dólares a precios corrientes', argumentó el gobierno cubano en 2016 ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas.

Bajo la administración de Barack Obama, en los dos últimos años se restablecieron las relaciones diplomáticas y algunos aspectos del bloqueo resultaron modificados de manera parcial, pero los anuncios el presidente Donald Trump del pasado 16 de junio implican 'un retroceso en las relaciones bilaterales', advirtió Raúl Castro.

Es de conocimiento internacional que el gobierno de Trump decidió imponer nuevas trabas al empresariado norteamericano para comerciar e invertir en Cuba y restricciones adicionales a sus ciudadanos para viajar a este país.

Pese a las adversidades, el alza del PIB en la primera mitad de 2017 se sustentó en el mejor desempeño de ramas claves como agricultura, turismo y otras exportaciones de servicios, construcción, transporte, producción de azúcar y comunicaciones, valoró el Legislativo.

Además, analizaron los diputados, continuó el avance de los programas de inversiones priorizadas que sientan las bases para el desarrollo de la nación y recibieron amparo los servicios sociales gratuitos y de carácter universal, como la educación y la salud pública.

Al decir del jefe de Estado y de Gobierno cubano, mejoró también el equilibrio monetario interno, con expresiones concretas en un menor crecimiento de los precios minoristas ante una mayor oferta en los mercados, mientras el déficit presupuestario resultó inferior a lo previsto.

Otro hecho notable fue el cumplimiento riguroso de las obligaciones de pago resultantes del reordenamiento de la deuda externa con los principales acreedores, aseguró el dignatario.

No obstante, el país continúa sin ponerse al día en los pagos corrientes a los proveedores, a quienes el gobernante ratificó 'el agradecimiento por su confianza hacia Cuba y la voluntad de honrar todas y cada una de las cuentas vencidas'.

En opinión del ministro de Economía y Planificación, Ricardo Cabrisas, la situación interna hubiera sido más grave sin la aplicación de medidas para afianzar las prioridades del plan de la economía, en medio de un complejo entorno internacional.

El también vicepresidente del Consejo de Ministros advirtió que el segundo semestre será otra etapa difícil, pues 'el conjunto de problemas acumulados no podrá resolverse en toda su magnitud en el corto plazo'.

De enero a junio, precisó, las previsiones de ingresos externos del país quedaron por debajo de lo previsto en 417 millones de dólares y se estima que para el cierre del año tampoco lleguen a ejecutarse las importaciones.

En relación con el plan anual, dejarán de ejecutarse compras en el exterior por más de mil 500 millones de dólares, debido a dificultades en la utilización de créditos, limitación en la asignación de liquidez, deudas por cartas de créditos vencidas y no pagadas, y deficiencias en el proceso de contratación, notificó.

Durante el primer semestre, informó, los pagos por adeudos externos ascendieron a dos mil 306 millones de dólares, dirigidos fundamentalmente a los reordenamientos de deudas de periodos anteriores, los créditos gubernamentales y el cumplimiento de compromisos con suministradores de productos esenciales.

Sobre las inversiones extranjeras directas, Cabrisas destacó la aprobación en lo que va de 2017 de reinversiones en dos negocios en ejecución y 11 nuevos, cinco de ellos la Zona Especial de Desarrollo Mariel, por un monto total superior a los mil 346 millones de dólares.

Actualmente, comentó, la cartera de oportunidades de negocios con capital foráneo es objeto de actualizaciones y la nueva versión, con más de 450 proyectos, será presentada a fines de año en el contexto de la Feria Internacional de La Habana.

SIN TAPAR EL SOL CON UN DEDO 

Varias comisiones de la Asamblea enjuiciaron la evolución del trabajo por cuenta propia y la creación, a modo de experimento, de cooperativas no agropecuarias (CNA); es decir, en distintos sectores productivos y de servicios donde hasta ahora hubo presencia casi exclusiva de las empresas estatales.

El propósito, recordó Raúl Castro, es despojar paulatinamente al Estado de actividades no estratégicas, generar empleos, desplegar iniciativas y contribuir a la eficiencia de la economía nacional en interés del desarrollo del socialismo.

Actualmente hay más de medio millón de trabajadores por cuenta propia (privados) y más de 400 CNA; lo que confirma su validez como fuente de empleo, al tiempo que permiten incrementar y diversificar la oferta de bienes y servicios con niveles aceptables de calidad, valoró.

No obstante, observó, 'se han puesto de manifiesto desviaciones de la política definida en esta materia y violaciones de las regulaciones legales vigentes'.

'Esa es la realidad. No tratemos de tapar el sol con un dedo. Errores son errores, y son errores nuestros', remarcó el dirigente.

Entre las fallas más frecuentes, figuran la utilización de materias primas y equipos de procedencia ilícita, la subdeclaración de ingresos para evadir las obligaciones tributarias e insuficiencias en el control estatal en todos los niveles, dijo el mandatario de manera coincidente con las evaluaciones de las comisiones parlamentarias.

Aunque hay errores y desviaciones, aclaró, 'no hemos renunciado al despliegue y desarrollo del trabajo por cuenta propia, ni a proseguir el experimento de las cooperativas no agropecuarias'.

No vamos a retroceder ni a detenernos, agregó; 'ni tampoco a permitir estigmas y prejuicios hacia el sector no estatal, pero es imprescindible respetar las leyes, consolidar lo avanzado, generalizar los aspectos positivos, que no son pocos, y enfrentar resueltamente las ilegalidades y otras desviaciones'.

El ritmo y la profundidad de los cambios que Cuba debe introducir en su modelo económico y social 'deben estar condicionados por la capacidad que tengamos de hacer las cosas bien y rectificar oportunamente ante cualquier desviación', sintetizó.

*Periodista de la Redacción Económica de Prensa Latina.

Em/mfb/mjm