domingo, 25 de junio de 2017

Alojamiento privado crece en Cuba y pierde socio estatal por el momento

Con un crecimiento acelerado, hoy se registran alrededor de 20.000 habitaciones privadas en el país.



En total, 1.210.480 visitantes arribaron a La Habana este año hasta el cierre de mayo último, para un incremento de 29,14 por ciento con respecto a igual período del año anterior. Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 25 jun.- Héctor y su pareja abrirán en julio próximo su tercer apartamento de alquiler para turistas en esta capital. Ambos emprendedores ya disponen de dos apartamentos en La Habana Vieja y están ocupados casi todo el año, por la creciente demanda turística que se acentúa en la principal urbe de la isla caribeña.

La prensa local reveló que hasta el cierre de mayo último habían arribado a la ciudad 1.210.480 visitantes, para un incremento de 29,14 por ciento con respecto a igual período del año anterior. Pero una parte de ellos prefirió las ofertas de los arrendatarios privados a los hoteles estatales.

“Según mis cálculos, los precios de una habitación de un hotel se parecen a los de los particulares, pero la gente a veces prefiere el confort y la privacidad de un apartamento, sobre todo cuando las condiciones de unos y otros no difieren mucho”, opinó Héctor, que es un veterano en esta actividad.

De acuerdo con Mirta Díaz, una arrendataria de Centro Habana, en ocasiones sus clientes referían que preferían su casa porque en el hotel la habitación tenía olor a humedad y a su juicio no cumplía con la categoría de cuatro estrellas.

“Cuando alguien se decide a alquilar para el turismo, monta el lugar lo mejor que puede: baño y muebles nuevos, aire acondicionado o split, minibar, secadora de pelo y, además, trata a los visitantes como a dioses. Por eso la gente nos prefiere”, indicó.

Hasta hace poco, en La Habana los alquileres particulares asumían en parte el overbooking (sobreventas) en los hoteles, pero ahora se les fue de las manos y las habitaciones hoteleras se están quedando vacías cuando más turistas están llegando al país.

Nancy, una arrendataria de la ciudad centro sureña de Cienfuegos, no solo atiende con su mejor sonrisa, sino que llama a algún conocido cuando los clientes le preguntan por un parqueo, les indica dónde pueden encontrar las mejores ofertas gastronómicas o les prepara el desayuno para la hora que se lo soliciten.

“Por eso la demanda ha crecido”, dijo.

Sin embargo, lamentó que “ya las empresas estatales de turismo no están haciendo contratos con los particulares. Eso nos afecta. Dicen que les estamos robando los clientes a los hoteles”.

En lugares como Viñales, en Pinar del Río, y Trinidad, en Sancti Spíritus, durante años el alojamiento privado ha superado al estatal y absorbió el crecimiento de los arribos de visitantes a estos dos polos de creciente demanda desde el boom de 2015.

“Todo iba bien, el número de habitaciones creciendo y la gente beneficiándose de ello, ahora ya se ve como una amenaza, cuando debería estimular al sector estatal a mejorar su oferta para que ganen ellos y nosotros también”, comentó Osniel Romero, un trabajador estatal y a la vez arrendatario de la ciudad patrimonial de Trinidad.

De acuerdo con fuentes del Ministerio del Turismo en Trinidad, allí existen 1.504 hostales privados que brindan 2.593 habitaciones.

Este segmento acaparó buena parte del crecimiento que experimentó el territorio al cierre de la temporada alta, comprendida entre diciembre y abril, que fue de más de 60.000 visitantes por encima de la etapa precedente.

En Cienfuegos, como en el resto del país, el alojamiento privado complementa el alojamiento estatal para visitantes internacionales, según las autoridades locales.

“En Cienfuegos su crecimiento tiene mayor velocidad que el hospedaje estatal, lo que permite disponer de 1.309 cuartos -de solo unos 600 registrados hace un año-, y se mantiene la tendencia de continuar creciendo”, dijo a la prensa local José Enrique González, delegado del Ministerio del Turismo en la provincia.

Cuba posee actualmente unas 66.850 habitaciones dedicadas al turismo internacional en el sector estatal, mientras otras 20.000 se encuentran en viviendas particulares con licencia para rentar a extranjeros.

En sus reportes sobre las alianzas entre arrendadores privados y agencias como Viajes Cubanacán, Cubatur y Havanatur que venden paquetes de ofertas a turoperadores y grupos de clientes, no se especifica cuántos de estos contratos existían hasta inicios de junio, cuando se paralizó “temporalmente” este tipo de acuerdo con la Resolución No.28 del Grupo Empresarial de Servicios al Turismo.

La medida, que estaría motivada por “irregularidades en los procedimientos”, fue considerada por emprendedores privados como una contradicción en las actuales reformas económicas y una medida para frenar la concentración de la propiedad y la riqueza en el sector privado.

Hasta 2030, Cuba proyecta construir 224 instalaciones de alojamiento hotelero y 32 ampliaciones, con el objetivo de alcanzar entonces 104.000 habitaciones. (2017)

Desarrollo turístico de Cuba en la mira de periodistas del mundo


Creado el Domingo, 25 Junio 2017 07:28 | Lissett Izquierdo Ferrer
periodismo-turismo.jpg
La Habana, 25 jun (ACN) La edición 12 del Seminario Internacional de Periodismo y Turismo abrirá este lunes en esta capital, con una conferencia sobre el programa de inversiones en el sector turístico de Cuba y las prioridades de sus principales destinos, de cara al alza creciente de vacacionistas.

  El desarrollo sostenible como un reto para la llamada industria del ocio será otra de las temáticas de la primera jornada del encuentro, que sesionará hasta el 30 de junio próximo con la asistencia de 60 periodistas especializados de 10 países, incluidos los de la nación anfitriona.

  Reunidos en el Instituto Internacional de Periodismo, los participantes recibirán presentaciones acerca de las potencialidades del Caribe como multidestino, y de la importancia del marketing de contenidos en la hotelería actual.

  En el programa sobresalen, además, las conferencias Haití de vuelta al mapa turístico del Caribe, a cargo de Pascale Hilaire, titular de la agencia de viaje Explore Haití, y Comunicación hipermedial en la gestión turística y medio ambiental, impartida por Alejandro Cruz, responsable de la gestión de redes sociales en el ministerio cubano del sector.

  Este 2017 fue declarado por la Organización Mundial de Turismo como el Año del desarrollo sostenible del turismo, tema que centrará los debates de la cita, al considerarse ese propósito un reto global ante los efectos del cambio climático.

  Al igual que en ediciones anteriores, la agenda del seminario incluye recorridos por el centro histórico de la ciudad de La Habana, el Museo del Ron, el emblemático restaurante La Bodeguita del Medio, y otros sitios de interés.  

  Los profesionales de la información asistirán, asimismo, a la presentación de los grupos hoteleros Blue Diamond e Iberostar en Cuba, donde operan en total 19 cadenas foráneas provenientes de ocho naciones.  

  Este año la mayor de las Antillas busca superar la cifra récord de cuatro millones de viajeros internacionales recibidos en 2016.

   Datos oficiales refieren que existen en el país 65 mil habitaciones en hoteles, y más de 21 mil viviendas particulares con servicios de hospedaje y gastronómicos.    

sábado, 24 de junio de 2017

Cómo entender el acertijo de la productividad

Project SyndicateHoward Davies, the first chairman of the United Kingdom’s Financial Services Authority (1997-2003), is Chairman of the Royal Bank of Scotland. He was Director of the London School of Economics (2003-11) and served as Deputy Governor of the Bank of England and Director-General of the Confederation of British Industry.


LONDRES – En todas las principales economías, el llamado acertijo de la productividad sigue desconcertando a los economistas y a los responsables de las políticas: la producción por hora es significativamente más baja de lo que habría sido si la tendencia de crecimiento previa a 2008 hubiera continuado. Las cifras son duras, particularmente en el Reino Unido, pero también en toda la OCDE. Y si bien huelga decir que los economistas tienen muchas explicaciones ingeniosas que ofrecer, ninguna todavía ha demostrado ser lo suficientemente persuasiva para generar consenso.

Según la Oficina de Estadísticas Nacionales del Reino Unido, la producción por hora en Francia fue 14% más baja en 2015 de lo que habría sido si se hubiera alcanzado la tasa de crecimiento que antes era normal. La producción fue 9% más baja en Estados Unidos y 8% menor en Alemania, que siguió siendo el país de mejor desempeño entre las economías desarrolladas, aunque solamente en términos relativos. Si esta nueva tasa de crecimiento más baja persiste, en 2021 los ingresos promedio en Estados Unidos serán 16% inferiores de lo que habrían sido si Estados Unidos hubiera mantenido el alza de productividad anual de aproximadamente el 2% experimentada desde 1945.

El Reino Unido exhibe un caso particularmente crónico del síndrome. La productividad británica estuvo 9% por debajo del promedio de la OCDE en 2007; en 2015, la brecha se había ampliado al 18%. Sorprendentemente, la productividad por hora del Reino Unido está un 35% por debajo del nivel alemán, y 30% por debajo del de Estados Unidos. Inclusive los franceses podrían alcanzar la producción del trabajador promedio británico en una semana, y tomándose el viernes libre. Parecería que, además de los factores que afectan a todas las economías desarrolladas, el Reino Unido exhibe una gestión particularmente endeble.

En general se reconocen algunos de los factores de incidencia. Durante la crisis y el período inmediatamente posterior, cuando los esfuerzos de los bancos por reconstruir el capital limitaron el nuevo préstamo, las tasas de interés ultra bajas mantuvieron a flote a las cabezas de algunas empresas, y sus gerentes retuvieron a los empleados, a pesar de obtener un retorno relativamente bajo.

Por otro lado, a las empresas nuevas, más productivas e innovadoras les resultó difícil recaudar el capital que necesitaban para crecer, de manera que o no se expandieron o lo hicieron sustituyendo mano de obra por capital. En otras palabras, las bajas tasas de interés mantuvieron baja la productividad permitiendo que empresas zombis sumamente endeudadas sobrevivieran más tiempo de lo que habrían sobrevivido en otras circunstancias.

El Banco de Inglaterra ha admitido esa situación, estimando que la productividad habría sido entre 1% y 3% más alta en el Reino Unido si hubiera elevado las tasas de interés a los niveles previos a la crisis en la etapa de recuperación. Pero creen que las consecuencias -un crecimiento más lento de los ingresos y un desempleo mayor- habrían sido inaceptables.

Este argumento ahora se ha extendido más allá del sistema bancario, a los propios mercados de capital. Los críticos de los bancos centrales han dicho que una política sostenida de tasas de interés excepcionalmente bajas, reforzadas por altas dosis de alivio cuantitativo, han hecho que los precios de los activos aumentaran indiscriminadamente. Eso no sólo ha tenido consecuencias adversas para la distribución de la riqueza; también amortiguó la capacidad de los mercados de capital de distinguir entre empresas productivas y de alto potencial y otras que merecen quebrar. Según esta visión, una marea creciente eleva inclusive a embarcaciones esencialmente no aptas para navegar.

Este argumento tiene cierto poder explicativo, aunque habla poco del valor agregado de parte de gerentes de activos muy bien pagos y sobre si realmente están dispuestos a poner a trabajar su dinero simplemente sobre la base de un efecto de la política monetaria en los precios relativos, sin prestarle ninguna atención a las estrategias y el desempeño de las propias empresas. Pero el interrogante clave que plantea el argumento es qué hacer al respecto.

¿Habría sido realmente preferible ajustar la política mucho antes, para acabar con las empresas más débiles en aras de mejorar la productividad? El Banco de Inglaterra ha ofrecido una respuesta explícita y los otros bancos centrales importantes, respuestas implícitas, para esa pregunta. Creen que no.

Una estrategia preferible para resolver el problema podría ser un uso más vigoroso de las herramientas a disposición de los reguladores del mercado. Estas autoridades tienden a centrarse más en la protección de los inversores que en la eficiencia en materia de asignación de los mercados que supervisan. La protección de los inversores es importante, por supuesto, pero como dijo el premio Nobel Eugene Fama, "el papel principal del mercado de capital es la asignación de titularidad del capital accionario de la economía".

Un regulador focalizado en ese objetivo sería especialmente riguroso al supervisar la divulgación transparente de información, y buscaría promover la competencia vigorosa entre las empresas y también, algo crucial para este objetivo, entre los inversores. No debería ser aceptable que los gerentes de activos ganen retornos extravagantes por seguir una cota de referencia del mercado.

Existen, sin duda, otras dimensiones para el acertijo de la productividad. Tal vez no estemos midiendo bien la producción. En tanto las economías desarrolladas están cada vez más basadas en los servicios, nuestras mediciones de la producción se vuelven menos objetivas. En muchas industrias de servicios, las producciones se miden de manera efectiva por los inputs. Quizá no estemos midiendo las mejoras de la calidad, lo que puede querer decir que se subestiman los incrementos de la producción. Tal vez hayamos alcanzado un punto en el cual el impulso posible de la productividad generado por la tecnología basada en Internet ya se amortizó, y necesitamos otro salto tecnológico para volver a avanzar.

Pero un desafío clave para los bancos centrales, mientras enfilamos hacia la normalización de las tasas de interés, será desarrollar un marco para pensar el impacto de la política monetaria en la asignación del capital. La tarea es urgente, ya que las implicancias sociales y políticas de un período prolongado de no productividad o de una falta de crecimiento salarial real pueden ser muy graves. Por cierto, podría decirse que ya han influido en los alzamientos políticos en Estados Unidos y el Reino Unido.

Chocolate con tradición innovadora

Por Evelio Tellería Alfaro, Trabajadores


La línea de envase del Chocolito recobró su vida útil gracias a la iniciativa de los innovadores y racionalizadores. Fotos: Agustín Borrego Torres

Desde sus propios esfuerzos e iniciativas, los trabajadores de la fábrica Guamá, del municipio habanero de Playa, mantienen la tradición que los distingue en la elaboración artesanal de un variado espectro de confituras, fundamentalmente de chocolate.

Elemento determinante en el quehacer de este joven colectivo son los integrantes de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores (Anir) cuyos aportes posibilitan que no pocos equipos mantengan su vida útil y le evitan al país erogaciones al sustituir importaciones.


José Felipe Rodríguez Águila es uno de los puntales en la actividad innovadora .

José Felipe Rodríguez Águila es uno de los puntales en tan importante objetivo. En el salón donde se envasa el Chocolito funciona un equipo de tecnología italiana adquirido de segunda mano en 1998. “Uno de sus componentes denominados ‘ganchos’ presentaba problemas y paralizaba la producción. Inicialmente utilizamos piezas de acero inoxidable, pero no resultaron idóneas”, expresa José Felipe.

“Determinamos hacerlas de teflón, pues son fáciles de sustituir cuando haga falta. Para esa solución tuvimos el apoyo de otros centros de trabajo. Hace cinco años que las empleamos y no hay que importarlas”, planteó.

“Como nuevas” y totalmente recuperadas quedaron cuatro máquinas batidoras cuyas estructuras se hallaban muy deterioradas debido a su prolongado uso y a un alto grado de oxidación por la humedad a la que están sometidas.

“Son las encargadas de elaborar la panetela del bizcocho o sponge rusk”, recuerda José Felipe, quien en compañía de su colega Marcelo Delgado se dio a la tarea de chapistearlas, para lo cual usaron chapas metálicas existentes en nuestra fábrica e introdujeron mejoras para humanizar el trabajo del obrero cuando acciona el elevador que poseen.

“El valor de cada una de ellas oscila entre 15 mil y 20 mil dólares. Utilizamos unas 40 horas de trabajo y tuvo un costo de unos 300 pesos. No es solamente traerla del exterior, sino el tiempo que tardaría en llegar al país”, añadió.

La fábrica Guamá está instalada desde 1963 en la remodelada mansión del dueño del otrora ingenio azucarero Toledo. Yudith Téllez Núñez, especialista del área de calidad, se refirió a la incorporación de nuevos productos para reducir los costos a partir de recursos existentes en el país como resultado de la labor de los aniristas, cuyos trabajos han estado presentes en los eventos organizados por el Movimiento del Fórum de Ciencia y Técnica.


Totalmente recuperadas quedaron cuatro máquinas batidoras cuyas estructuras se hallaban muy deterioradas.




Los trabajadores de la fábrica Guamá mantienen la tradición que los distingue en la elaboración artesanal de un variado espectro de confituras.

Zombis, vampiros y republicanos

El partido del presidente Trump quiere aprobar una reforma horrible e impopular sin que nadie la vea



El líder republicano en el Senado, Mitch McConnell ANDREW HARNIK AP

Los zombis han dirigido el Partido Republicano durante mucho tiempo. La buena noticia es que puede que hayan perdido por fin el control, aunque todavía es posible que regresen y vuelvan a comerse el cerebro de los conservadores. La mala es que, aunque los zombis estén retrocediendo, los vampiros están ocupando su lugar.

¿Qué son estos zombis de los que hablo? Entre los especialistas, el término se refiere a las ideas políticas que deberían haber sido abandonadas hace mucho tiempo ante las pruebas y la experiencia, pero que simplemente siguen arrastrando los pies.

El jefe de los zombis de la derecha es la insistencia en que bajarles los impuestos a los ricos es la clave de la prosperidad. Esta doctrina debería haber muerto cuando la subida de impuestos de Bill Clinton no provocó la recesión prevista y, por el contrario, vino seguida de una expansión económica. Debería haber muerto otra vez cuando las bajadas de impuestos de George W. Bush vinieron seguidas de un crecimiento mediocre, y luego, de una crisis. Y debería haber muerto una vez más tras la subida de impuestos de Obama de 2013 —para pagar su reforma sanitaria, aunque también se dejaron caducar algunas bajadas fiscales del Gobierno de Bush— cuando la economía siguió creciendo a buena marcha, creando 200.000 nuevos empleos al mes.

Sin embargo, los fanáticos de las bajadas de impuestos, a pesar de haberse equivocado constantemente en sus predicciones, siguieron incrementando su influencia en el Partido Republicano, hasta el desastre en Kansas, donde el gobernador Sam Brownback prometió que las profundas bajadas de impuestos darían pie a un milagro económico. En cambio, el estado registró un crecimiento débil y sufrió una crisis fiscal, que finalmente hizo que hasta los republicanos votasen a favor de las subidas de impuestos, rechazando el veto de Brownback.

¿Acabará esto con el zombi de la bajada de impuestos? A lo mejor, aunque por lo visto los economistas que estuvieron detrás de la debacle de Kansas, y que, naturalmente, no han aprendido nada, son los principales promotores del plan fiscal de Trump, como tiene que ser.

Pero a medida que los zombis desaparecen de la escena, las políticas “vampiro”—llamadas así no tanto porque chupen la sangre (aunque también por eso) sino porque no pueden soportar la luz del día— han ocupado su lugar.

Piensen, por ejemplo, en lo que está pasando ahora mismo con la atención sanitaria.

El mes pasado, los republicanos de la Cámara de Representantes obligaron a que se aprobase una de las peores y más crueles legislaciones de la historia. Según la Oficina Presupuestaria del Congreso, la Ley de Atención Sanitaria Estadounidense (AHCA, por sus siglas en inglés) dejaría sin cobertura a 23 millones de estadounidenses y haría que las primas de muchos millones más, especialmente de trabajadores mayores con ingresos relativamente bajos, se disparasen.

Como tenía que ser, este proyecto de ley es sumamente impopular. No obstante, los líderes republicanos del Senado intentan ahora que se apruebe su propia versión de la AHCA que, como indican todas las informaciones, difiere de ella muy poco y de manera superficial. Y están intentando hacerlo en el más absoluto de los secretos. Parece que no habrá ninguna vista de ningún comité antes de que el proyecto de ley se someta a votación, y los senadores tampoco van a recibir ningún borrador del texto o algo que no sea un resumen esquemático. Según se dice, algunos han visto presentaciones de PowerPoint, pero las “diapositivas se pasan tan rápido por las pantallas que apenas se pueden memorizar”.

Es evidente que el objetivo es aprobar una legislación que tendrá efectos devastadores para decenas de millones de estadounidenses sin dar a los que se supone que tienen que aprobarla, por no hablar de la gente en general, ninguna oportunidad real de entender lo que están votando. Se insinúa incluso que Mitch McConnell, el líder de la mayoría republicana, podría aprovechar las lagunas legales para evitar cualquier debate en el Senado.

¿A qué se debe esta mezcla de secretismo y de rapidez? Evidentemente, esta legislación no puede soportar la luz del día, y no soy, ni mucho menos, el primero que hace esta analogía con los vampiros.

Es algo sin precedentes. No hagan caso de las mentiras republicanas sobre cómo se aprobó el Obamacare: la Ley de Asistencia Sanitaria Asequible se aprobó después de un amplio debate, y los demócratas siempre fueron muy claros sobre lo que estaban intentando hacer y sobre cómo estaban intentando hacerlo.

Sin embargo, en lo que se refiere a la sustitución republicana del Obamacare, no solo el proceso es secreto; también lo es la finalidad. Vox.com preguntó a ocho senadores republicanos cuál era el problema que se supone que tiene que solucionar la legislación, y cómo se supone que va a resolverlo. Ninguno dio una respuesta coherente.

Naturalmente, ninguno sacó a colación la ventaja evidente de dejar sin cobertura a millones de personas: una importante bajada de impuestos para los ricos. Como he dicho, aunque chupar la sangre no sea la principal razón para llamarla política “vampiro”, es una de ellas.

Ah, y un argumento más: lo que está pasando no solo es algo sin precedentes, sino que no ha ocurrido nunca con ningún presidente. Se puede culpar a Donald Trump de muchas cosas, incluido el hecho de que seguramente firmará cualquier mal proyecto de ley que le pongan delante. Pero en lo que se refiere a la atención sanitaria, no es más que un espectador ignorante que, como todo parece indicar, desconoce en gran parte, o totalmente, lo que hay realmente en el Trumpcare. Puede que esté demasiado ocupado gritándole a su televisor para saberlo.

Por tanto, esta historia no es sobre Trump; es sobre el cinismo y la corrupción de todo el Partido Republicano en el Congreso. Recuerden, solo harían falta unos pocos conservadores con conciencia —concretamente, tres senadores republicanos— para parar en seco esta atrocidad. Pero, ahora mismo, parece como si esos republicanos con principios no existiesen.

Paul Krugman es premio Nobel de Economía.
© The New York Times Company, 2017.
Traducción de News Clips.

Se implementa en Cuba, uso de prácticas agroecológicas

Creado el Sábado, 24 Junio 2017 09:36 | Ana Leticia López Enamorado | Foto Internet

El humus de lombriz, el compost, los biodigestores y otras materias orgánicas son algunas de las técnicas más utilizadas por los productores, en aras de preservar los recursos naturales, y obtener cultivos sanos y de alta calidad.
La Habana, 24 jun (ACN) El humus de lombriz, el compost, los biodigestores y otras materias orgánicas son algunas de las técnicas más utilizadas por los productores, en aras de preservar los recursos naturales, y obtener cultivos sanos y de alta calidad.

   La puesta en práctica de esos métodos ha propiciado que en más de 124 mil 270 fincas, asociadas al Movimiento Agroecológico Campesino a Campesino (MACAC) del país, exista mayor productividad y resistencia a las intensas sequías, huracanes y otros efectos climáticos.

   Además, permite que los sistemas agroecológicos sufran menos erosión y derrumbes, debido al cuidado y conservación de los suelos.

   Adilén Roque Jaime, funcionaria de la Dirección Nacional de la Asociación de Agricultores Pequeños (ANAP), comentó a la ACN que con el objetivo de lograr alimentos mediante sistemas de producción diversificada, agroecológica y con base comunitaria y campesina, en 2001 se creó el MACAC.

   No obstante, dijo, que aunque esa práctica es ancestral, la ANAP comenzó a promoverla desde 1997.

    Roque Jaime subrayó que en aras de alcanzar la soberanía alimentaria, la familia de los agricultores, también se han incorporado a esas experiencias, con resultados muy positivos.         

   Aseguró, además, que existe un mayor nivel de concientización en cuanto a la necesidad de transitar hacia una agricultura sostenible, en armonía con el medio ambiente.

   De acuerdo con la funcionaria los productores se capacitan a través de talleres, conversatorios y visitas a fincas líderes, con vistas a conseguir mayores rendimientos en las áreas agrícolas.  

   En noviembre, Cuba acogerá el VI Encuentro Internacional de Agroecología,  Agricultura Sostenible y Cooperativismo, en el cual campesinos nacionales y extranjeros intercambiarán experiencias sobre cómo alcanzar una sostenibilidad económica, ecológica y social.    

viernes, 23 de junio de 2017

DIVERSIFICACIÓN 2017

Por Amado de la Rosa Labrada

El XIV Congreso Internacional sobre Azúcar y Derivados Diversificación 2017, que se extenderá hasta el próximo viernes, se inaugura oficialmente este lunes, a las 2:00 p.m., en áreas de Pabexpo, sede de los eventos académicos y también de la Feria Comercial, que abrirá sus puertas a las 5:00 p.m.

El programa que organiza el Instituto Cubano de Investigaciones de los Derivados de la Caña de Azúcar (Icidca) del Grupo Azucarero Azcuba, la Asociación de Técnicos Azucareros de Cuba (ATAC) y la Asociación Latinoamericana de Malezas (ALAM), incluye el XXIII Congreso Latinoamericano y III Iberoamericano de Maleza.

Según especialistas del Comité Organizador el debate sobre maleza constituye el principal evento científico-técnico del año de esa especialidad en Iberoamérica, en el que se podrán intercambiar experiencias con especialistas de reconocido prestigio internacional sobre los últimos aportes en esta temática de la producción agrícola.

El evento se orientará a los aspectos relacionados con avances en la tecnología azucarera, eficiencia industrial, energía a partir de biomasa, alcoholes y bebidas, alimento animal, agricultura cañera, sistemas de pago de la caña, gestión de la calidad y del medio ambiente, experiencias en cadenas productivas y de valor, administración y gestión tecnológica y productos para la agricultura (bioestimulantes, maduradores, biofertilizantes, bioplaguicidas).

Mayor participación en Feria

La Feria Comercial asociada a Diversificación 2017 se desarrollará desde este lunes y hasta el viernes, en Pabexpo, con la asistencia de empresas de casi todos los continentes que producen y proveen tecnologías e insumos diversos, junto a otras que tributan servicios en general a la industria azucarera.

La máster en ciencias Bárbara Rodríguez González, coordinadora de Feria y Foro Comercial, informó que esta vez se ha triplicado la concurrencia en relación con ferias anteriores; al cierre de esta edición habían confirmado cerca de 700 participantes de empresas alemanas, suecas, austriacas, brasileñas, mexicanas, guatemaltecas, entre otras, incluido por primera vez de Israel, agrupados en 48 estands.

También se registra una amplia participación de especialistas y directivos de ingenios azucareros de Centroamérica y el Caribe, y de trabajadores cubanos del área agrícola e industrial, que acuden con el interés fundamental de conocer de primera mano sobre los avances del mundo azucarero y alcoholero, y las nuevas tendencias productivas del sector.

De igual forma están presentes delegaciones con directivos y expertos azucareros de México, Guatemala, El Salvador, República Dominicana, Belice, entre otras naciones, interesados en los asuntos que se abordarán en los eventos académicos, muy especialmente sobre el tema maleza, atraídos por la experiencia en esa actividad que verán in situ en las visitas programadas a campos durante esta cita.

Rodríguez González expresó su confianza en el desarrollo de un buen intercambio científico y comercial, muy especialmente en el ambiente propicio del Foro de Negocios, dirigido a promover la Cartera de Oportunidades para la inversión extranjera en el sector azucarero y se organizarán acercamientos de negocios.

Subrayó que en ese encuentro que durará toda una jornada, participarán hombres de negocio y empresarios de numerosos países interesados en las nuevas opciones que ofrece actualmente la Mayor de las Antillas en esta esfera e intercambiaran información sobre las proyecciones de inversiones en la actividad azucarera en el contexto internacional.

Entre las actividades colaterales destacan las visitas de los participantes en el Congreso del Instituto de Ciencia Animal (ICA), donde conocerán sobre la estrategia en el manejo integral de las malezas en los pastizales en las condiciones del trópico.

También podrán recorrer áreas de la Empresa Agropecuaria Miguel Soneira, donde constatarán las actividades que realizan en el manejo de las malezas y visitarán cooperativas que producen caña de azúcar y otros cultivos, donde recibirán información sobre aplicaciones de herbicidas y la tecnología cosecho-aplico.

Principal expositor

El Instituto Cubano de Investigaciones de los Derivados de la Caña de Azúcar (Icidca) fue creado en mayo de 1963 por el Comandante Ernesto Che Guevara, con el objetivo de brindar el soporte científico al desarrollo de las tecnologías que permitieran el aprovechamiento integral y diversificado de la caña de azúcar.

El Icidca cuenta con una estructura que responde a las actividades fundamentales desarrolladas por el instituto como centro de I+D+I y servicios técnicos especializados, organizados mediante proyectos dirigidos a la industria azucarera y sus derivados.

El Icidca pertenece al Grupo Azucarero Azcuba. Difunde las experiencias alcanzadas y los resultados de las investigaciones mediante la revista del mismo nombre, su principal publicación, sobre los derivados de la caña de azúcar, que fue creada en 1967.

El instituto cuenta con 172 graduados universitarios, de ellos 83 poseen categoría científica, 19 son doctores y 44 máster; y las actividades investigativas son apoyadas por 186 técnicos. Disponen además de 55 laboratorios cubanos acreditados, tres son del Icidca, estos laboratorios emiten informes y certificados que serán reconocidos fuera de las fronteras de la Mayor de las Antillas.

Pese a cambio de política, un nuevo crucero de EEUU viajará a Cuba




El “Victory I” viajará a varios puertos cubanos. Foto: Victory Cruise Lines.

La pequeña empresa estadounidense Victory Cruise Lines de un solo barco recibió la aprobación para navegar hacia Cuba, a los puertos de La Habana, Cienfuegos, Trinidad, Santiago y María La Gorda.

El boletín Caribbean News Digital reflejó este viernes en su más reciente edición que esa firma empleará su único crucero de 202 pasajeros para traer viajeros del norte a este archipiélago.

Ese medio de prensa señala que entrevistó vía correo electrónico al presidente y CEO de Victory Cruise Lines, Bruce Nierenberg, quien dio esos detalles.

Esta afirmación trasciende luego de las declaraciones del presidente estadounidense, Donald Trump, quien la semana pasada emitió su nueva política hacia Cuba, que incluye restricciones turísticos.

Dijo Nierenberg que trabajarán en estrecha colaboración con las autoridades cubanas para encontrar la mejor combinación de puertos y tramos de cruceros.

El viernes pasado Trump dijo que iba a reprimir los viajes independientes, pero la mayoría de las líneas de cruceros que navegan a Cuba podrán continuar sus labores, recuerda la nota de Caribbean News Digital.

Incluso Nierenberg dijo que las declaraciones del mandatario beneficiarían a su línea. Sentenció que el hecho de incluir las excursiones de tierra en el precio del viaje, asegurará que sus pasajeros puedan cumplir con los reglamentos estadounidenses.

Agregó que al ser una compañía de un barco pequeño, busca atracaderos en los puertos más pequeños y menos visitados, y de esa suerte pueden encajar en todas las terminales de la isla capaces de recibir cruceros.

Sin embargo, algunos observadores aprecian como claves, que muchas compañías estadounidenses buscan la manera de permear las erradas decisiones de Trump, sobre todo en materia de comercio y turismo.

Victory Cruise Lines surgió de las cenizas de Haimark, que se declaró en quiebra a finales de 2015, cuando Nierenberg solía trabajar allí y el barco Victory I es el ex Saint Laurent. Desde su presentación en 2016, la línea navega principalmente en los Grandes Lagos.

La línea planeó iniciar los cruceros a Cuba el año pasado, pero no recibió la aprobación requerida hasta ahora, significa el directivo.

La empresa aún carece de fecha precisa para el inicio de los itinerarios de cruceros a Cuba, señaló el ejecutivo, quien viajó esta semana a La Habana para precisar detalles.

El barco navegará desde Miami, con el objetivo de establecer cruceros de 14 días y circunnavegar la Isla, siempre según el boletín digital mencionado, dependiente del Grupo Excelencias de España que opera en Cuba.

(Con información de Prensa Latina)

Ministros de Comercio de China y Cuba pactan ahondar cooperación (+Fotos)

Por Damy Vales


Beijing, 23 jun (PL) El ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca, y su homólogo chino Zhong Shan, reafirmaron hoy en esta capital la voluntad de robustecer los nexos bilaterales en la esfera económico-comercial entre ambas naciones.

Delegaciones de los dos países se reunieron en la sede del Ministerio de Comercio del gigante asiático para celebrar la XXIX sesión de la Comisión Intergubernamental Cuba-China para las relaciones económicas y comerciales, cita en la que repasaron los diversos campos de cooperación así como los desafíos a lo largo del proceso de colaboración.

Zhong destacó la constante fortaleza y la confianza mutua en las políticas y las relaciones económico-comerciales existentes entre los dos estados así como el desarrollo de los intereses comunes en los lazos de cooperación.

Cuba es el primer socio comercial de China en la región del Caribe mientras que Beijing también se ha convertido en el primer socio comercial de la isla caribeña a nivel global, dijo tras expresar su satisfacción con los vínculos bilaterales en esa esfera en los últimos años.

A mi juicio la cooperación en esta área es muy buena en términos generales, y tengo la perspectiva de que en el futuro será mejor, acentuó.

Al respecto propuso vigorizar la compatibilidad y el intercambio de las políticas económicas y comerciales y profundizar la cooperación en cuanto a la construcción de infraestructuras, como aeropuertos, puertos, muelles, carreteras, telecomunicaciones así como hoteles e instalaciones turísticas.

De igual modo sugirió ampliar aún más el comercio bilateral y las inversiones, y manifestó la disposición de su gobierno de importar más productos cubanos a este país, los cuales -indicó- son muy bien acogidos por los consumidores chinos.

Por otra parte reflexionó que existe una buena base y condiciones para incentivar la inversión reciproca. China está dispuesta a proporcionar las facilidades necesarias para el comercio y la inversión bilateral, remarcó.

El titular chino llamó asimismo a fortalecer el intercambio y la capacitación de personal, incluidos funcionarios, técnicos y profesionales del gobierno cubano en esta nación.

De su parte Malmierca, indicó que fruto de un intenso y previo intercambio y conciliaciones de los principales temas que atañen las relaciones en la esfera económica, ambas partes ratificaron propósitos comunes y arribaron a importantes acuerdos.

En los últimos años han tenido lugar acontecimientos que han impulsado estos lazos, expuso.

Recordó que en 2015 se celebró la sesión especial de la comisión intergubernamental en cumplimiento a uno de los acuerdos alcanzados en ocasión de la histórica visita a Cuba del presidente chino Xi Jinping en 2014.

En 2016 del primer ministro Li Keqiang viajó a la Isla y durante su estancia fueron rubricados cerca de 50 acuerdos de carácter gubernamental, ministerial y empresarial que abarcaron diversos sectores de la economía.

Consideró que el intercambio de visitas de alto nivel es ejemplo de la prioridad que los dos gobiernos otorgan a los históricos vínculos bilaterales.

Según el ministro cubano, cada año se incrementa la participación de funcionarios y directivos en cursos de capacitación e intercambio de experiencias, los cuales han contribuido al proceso de actualización del modelo económico que lleva a cabo el país antillano.

Explicó que en estos momentos expertos de ambas partes trabajan en la elaboración de la propuesta del plan de desarrollo industrial de Cuba hasta el año 2030.

También enunció su optimismo en materia de inversiones de empresa chinas en Cuba y explicó que ya se ha comenzado a utilizar de manera gradual el renminbi o yuan (moneda china) en las relaciones financieras.

Enfatizó que el clima a escala internacional es favorable para las negociaciones con Cuba, sin embargo subrayó que el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra la isla caribeña sigue siendo una realidad que lastra el desarrollo del país en sus relaciones económicas externas.

A pesar del contundente rechazo de la comunidad internacional, esta medida obsoleta se recrudece cada año con especial énfasis en la repercusión de nuestras transacciones financieras, acotó Malmierca.

Al respecto, citó al presidente cubano, General de Ejército Raúl Castro cuando ante el Parlamento dijo: 'No renunciaremos al propósito de continuar restableciendo la credibilidad internacional de la economía cubana'.

Ratificó el interés de Cuba de poder acceder a los fondos de financiamiento que el gobierno chino ha puesto a disposición de la región latinoamericana y caribeña para promover la capacidad productiva y las inversiones de este territorio en los países del área.

Por último, invitó a la parte china a continuar trabajando de conjunto para llevar a cabo con éxito la trigésima comisión intergubernamental de este tipo en La Habana en el 2018.

Al término del encuentro, ambas partes rubricaron varios acuerdos de cooperación.

Desde su llegada a Beijing este jueves, Malmierca y la comitiva que le acompañan ha realizado una serie de encuentros con empresas y entidades bancarias de China.

tgj/dav


Una escapada hacia el pasado



LA HABANA. La paciencia tuvo su recompensa este 16 de junio. La ansiedad en torno a Cuba produjo muchos titulares de prensa desde que las elecciones indicaron quién sería el nuevo huésped de la Casa Blanca. Los cambios en las regulaciones hacia Cuba anunciados el viernes pasado no conllevan mucha novedad, más bien todo lo contrario, así que ni tan siquiera le cabe la etiqueta de “nueva política hacia Cuba”.

Algunos eventos tienen la capacidad de ser extraordinariamente reveladores acerca de la naturaleza de los actores y de la calidad del contenido. El de este 16 de junio estableció una nueva marca en mediocridad y palidez. Ya ni las formas importan. Varios meses de cabildeo al peor estilo se han saldado con unas decisiones que se cubrieron de expresiones y falsedades altisonantes para esconder lo endeble de su alcance. A falta de los detalles prácticos, los cubanoamericanos de línea dura deben estar preocupados. Han escogido un curso que los lleva irremediablemente hacia la irrelevancia.

Es un retroceso, pero uno que confirma la apuesta hecha el 17 de diciembre de 2014. Aquellas iniciativas han calado tan profundo en ambas orillas del Estrecho que se han hecho prácticamente irreversibles frente a la maquinaria anquilosada del extremismo cubanoamericano. Resulta sumamente positivo que los canales de comunicación y mecanismos establecidos en los últimos dos años y medio se mantengan abiertos. Lamentable que se retome la retórica dura que no ha producido nada. Según dicen, dos años de concesiones unilaterales no han producido nada, por eso es necesario retomar las prácticas de los anteriores 50 para que sigan produciendo… nada. La lógica es aplastante.

El Presidente estadounidense tiene una difícil tarea ante sí. Tendrá que justificar por qué anuncia un “better deal” que afecta directamente los intereses de Estados Unidos, y varias de sus promesas de campaña como “America First” traducido como la economía y las empresas primero, o mayor efectividad en el combate al terrorismo y la migración irregular. También por qué lo hace para servir a intereses tan estrechos (o personales, recordemos en qué comités del senado se sientan algunos legisladores cubanoamericanos) frente a mayorías bipartidistas en la opinión pública norteamericana y en el sur de la Florida. Alguien debe preguntarle por qué algunos cubanoamericanos se oponen furibundamente a que los norteamericanos disfruten de unos derechos (como el de viajes) que ellos mismos tratan de mantener para sí.

El pueblo cubano tendrá que preguntarse por qué se hacen semejantes cosas en su nombre por personas que no han estado nunca en Cuba. Y luego se esparcen sinsentidos como el que dice que es posible afectar al gobierno cubano sin dañar al pueblo cubano o que el sector privado no se verá afectado. Para estar claros, la aplicación de las nuevas regulaciones conlleva efectos negativos en varios sectores económicos como el turismo, que es probablemente una de las mayores industrias que muestra un desempeño sólido. Y afecta el crecimiento del sector privado, una buena parte del cual se ha fortalecido alrededor de los viajes, particularmente en las ciudades. Además, el entorno externo se ha tornado más desafiante en los últimos dos años. Habría que esperar para evaluar cuál puede ser el impacto indirecto sobre intereses en terceros países. Es bueno recordar que el “boom” turístico actual tuvo su origen en las medidas introducidas por Obama. Una reversión, aunque sea muy parcial, puede generar el mismo efecto en sentido contrario.

El gobierno cubano debería usar el momento para ser más audaz en casa, y en la escena internacional. Sería bueno que le dejara saber a su contraparte norteamericana que no habrá una relación a la medida de las ocurrencias de cada inquilino de la Casa Blanca. Las decisiones tienen consecuencias. También debería buscar acuerdos y alianzas profundas y sólidas con aliados y competidores de Estados Unidos en el resto del mundo, particularmente en la esfera de los negocios. La agenda doméstica debe acelerar la búsqueda de un modelo cubano funcional a los intereses y aspiraciones del pueblo cubano, aspecto que no se limita al ámbito económico. La sociedad cubana debe expresarse (como ya lo ha hecho) para asegurarse de que pocos se vayan creyendo de que este tipo de iniciativas tiene algo que ver con la construcción de un mejor futuro para Cuba.

Al Presidente lo han convencido de que le debe la presidencia a los cubanos que votaron abrumadoramente a su favor en la Florida. Los hechos y los datos no confirman esta creencia, pero nadie dijo que eso es importante. Una escapada hacia el pasado para asegurar el futuro.

Progreso Semanal/ Weekly autoriza la reproducción total o parcial de los artículos de nuestros periodistas siempre y cuando se identifique la fuente original y el autor.

¿Trump contra la propiedad privada en Cuba?


Por: Carlos García Valdés

La política de Trump, o parte de ella, anunciada hace días en Miami ante una representación de lo más vetusto y retrógrado del exilio cubano, tropa élite del ejército político anticubano, contrarrevolucionario y anticomunista, ha sido apreciada por los medios políticos y académicos cubanos, al menos desde dos visiones.

Una de ellas las concibe como una escalada reaccionaria contra el pueblo cubano y su sistema socio económico y político, una continuación por otros medios de la estrategia (no de la política) de Obama, y sus antecesores desde 1959.Es sostenida por la Dirección del país y por figuras políticas y académicas. Sin poder afirmarlo, por lo que hemos oído, que es poco, el pueblo, tan o más sabio que cualquier académico y cualquier político, barrunta por donde viene el golpe.

Lo que podemos considerar como una segunda óptica o punto de vista da por hecho que la intencionalidad e impacto principal va dirigido y afecta sobremanera a los llamados emprendedores cubanos o al segmento más dinámico de este, los que dependen básicamente del mercado turístico de los EEUU. No importa cuántos sostienen esta hipótesis, con uno que la considere es suficiente para tenerla en cuenta, porque despliega en la mesa del sastre “mucha tela por donde cortar”.

Por supuesto que al afectar a la economía, socialista por su naturaleza y heterogénea por su estructura económica , afecta también al emergente sector privado que es parte orgánica de esa economía y de este combativo pueblo. Pero absolutizar a una de las partes del todo es a todas luces un error de apreciación de orden teórico y político. Más cuando esa parte no es la fundamental de la economía, que es la que le interesa continuar asfixiando al nuevo inquilino de la Casa Blanca, ni esos propietarios privados son mayoría en nuestro pueblo, ni tan siquiera en el empleo. Eso sin restarle ni un gramo de importancia al papel económico y social secundario que protagonizan.


La dirección principal del golpe.

Las medidas de Trump anunciadas vienen a ser, algo así como los “tiros de reglaje” que se hacen en la artillería o de práctica por los tiradores deportivos antes de disparar definitivamente al blanco. Todavía no se puede asegurar que es lo que sigue. Nos enseñó la soga pero no el animal a ella amarrado, puede ser un gato pero también un animal más grande y feroz. No sabemos qué puede pasar con exactitud, pero sabemos que ha pasado, que está pasando y tanto la teoría como la práctica nos permiten divisar posibles escenarios. Pero sin recurrir a tales métodos y ateniéndonos a lo que acaba de suceder se puede describir el impacto. Para ello nada más apropiado que las palabras de nuestro canciller Bruno Rodríguez el 19 de junio de 2017.

“Dichas medidas desconocen también la opinión abrumadoramente mayoritaria del pueblo cubano que desea tener una mejor relación con el pueblo estadounidense, provocarán daños humanos y privaciones, afectarán a las familias cubanas. Traerán daños económicos no solo a las empresas estatales en Cuba, sino también a las cooperativas y dañarán especialmente a los trabajadores por cuenta propia o privados. Harán daño también y aumentarán la discriminación contra la emigración cubana asentada en Estados Unidos”.(1)

Aparecen los diferentes objetivos mencionados en orden jerárquico según su afectación. No hay algo fortuito en este discurso.

Lo anterior contrasta con la preocupación de alguien por el impacto que pueda tener sobre los “emprendedores cubanos” especialmente los arrendatarios privados de habitaciones, transportistas, unidades gastronómicas y otras entidades privadas beneficiadas en los últimos meses por el arribo de más de 380 mil visitantes de los Estados Unidos. Es algo así como preocuparnos por la gripe de un enfermo que tiene un tumor, aunque este no sea fatal y pueda extirparse.

Estas medidas restrictivas afectarán al turismo que cuenta con una logística privada pero que está montado sobre esquemas de propiedad estatal 100 % y compartida con capitales extranjeros y que representa la segunda fuente de ingresos al país y no estamos hablando de 20 o 30 millones de dólares sino de más de 1 800 millones en 2015 con un efecto multiplicador positivo sobre el empleo, los territorios, producciones y servicios estatales, mixtas, cooperativas y también privadas. Una contracción del Turismo va a afectar en primer término a toda la economía y en particular al estimado bajo crecimiento de la misma y como efecto colateral al pequeño sector privado que ha obtenido jugosos beneficios con la relativa arribazón de visitantes cubanos y norteamericanos de los Estados Unidos. Este es el análisis o una parte de él, ¿por qué hacerlo al revés?. Quizás haya una explicación pero no vamos a perder tiempo y espacio en tratar de entender el porqué de ese desasosiego.

Un impacto al turismo estatal y sus socios menores privados golpearía, como se dijo, a toda la economía en particular a las actividades productivas encadenadas hacia atrás y hacia delante con el mismo, que no son pocas. No se puede calcular el efecto financiero pero de manera directa e indirecta pudiera estar en el orden de cientos de millones de dólares, mucho más que el cálculo de 15 a 20 millones de cuc en el segmento del sector privado asociado al turismo.

Pueden seguir otras medidas, que son las más preocupantes, porque la Directiva Presidencia de Obama de octubre del 2016, con todo el injerencismo incorporado, “declaraba al bloqueo como una política fracasada, … que debía ser eliminada”(2). Al derogarla Trump reactiva la fracasada, pero no por ello genocida política de mano dura. Si tomamos como referente los más de 4 000 millones de dólares en pérdidas cada año por el bloqueo, las pérdidas que lamentablemente puedan tener los “emprendedores cubanos” parecen despreciables en un análisis holístico, demostrativo de solidaridad con los millones de cubanos que vamos a seguir afectados, quizás ahora un poco más.

¿Son los “emprendedores” cubanos amigos traicionados por el Imperio?

De todas formas el interés particular de sobredimensionar el efecto de las medidas de Trump, representante actual de la principal potencia imperialista del mundo, no le da derecho a nadie a establecer un vínculo de amistad entre los propietarios privados cubanos y el gobierno de los Estados Unidos.

Como expresó el Primer Secretario del Comité Central del PCC, Raúl Castro: “Las cooperativas, el trabajo por cuenta propia y la mediana, pequeña y microempresa privada no son por su esencia anti socialistas ni contrarrevolucionarias y la enorme mayoría de quienes allí laboran son revolucionarios y patriotas que defienden los principios y se benefician de las conquistas de esta Revolución.”(3)

Si alguien por desliz mecanográfico , o por algún corto circuito en el disco duro ideológico, pretendió presentar las medias de Trump como una traición del imperio a sus “amigos”, cuenta propistas o pequeños propietarios privados cubanos, incurre en un gran error. No es solo un irrespeto de “marca mayor” a los cientos de miles de trabajadores por cuenta propia cubanos sino a todo el pueblo de los que aquellos son parte inseparable. Lo menos que pudiera hacer el supuesto comisor del error es disculparse.

Trump ha declarado que continuará la política de preferencias en el comercio exterior con el sector privado, que al igual que su antecesor lo identifica con el pueblo. Sería un contrasentido que tomara medidas para perjudicar a sus aliados tácticos, compañeros de viaje en cuanto le sirvan para socavar el sistema socioeconómico cubano. No son amigos, son solo esto, puntas de lanza que serán absorbidos de lograr sus objetivos estratégicos de derrocar el sistema, por sus aliados estratégicos, las transnacionales y la clase política a ellas imbricadas. Como expresara en una ocasión Fidel Castro, los imperialistas no tienen amigos, tienen intereses.

En consecuencia es una ilusión metafísica o una idea a defender solapada criticar a Trump por ser enemigo de los “emprendedores privados”. El principal enemigo del imperio con Trump o sin él es el sistema político cubano y su base socio económica el sistema de relaciones socialistas de producción que toleran y utilizan relaciones privadas de propiedad y producción.

Del otro lado de la cancha está precisamente tal sistema con sus debilidades pero con más fortalezas, entre ellas la unidad que es una de las dianas a las que apunta Trump, como lo hacía Obama, solo que este con métodos más depurados. Para dinamitarla entre otras cosas seguirá apoyando y financiando la subversión y tratando de fomentar divisiones entre los empresarios privados y el Estado con sus empresas y demás entidades.

Pero también las fortalezas están en el terreno contrario, en las contradicciones entre las fuerzas más reaccionarias muy mal asesoradas y las fuerzas realistas, pragmáticas, que también se mueven por intereses muchos de los cuales comenzaron a activarse a partir del 17 de diciembre de 2014. El Congreso de los EEUU no es una fuerza oscura dominada plenamente por fundamentalistas anticubanos. Está, además, el principal caballo de Troya de los elementos extremistas que es el pueblo norteamericano que en elevado por ciento apoya el fin del bloqueo y la normalización de las relaciones entre ambos países. Lo mismo sucede con los cubanos radicados en los Estados Unidos, en particular con las generaciones más jóvenes. 

Estas declaraciones nauseabundas y estas medias extemporáneas son solo el comienzo del festejo de los dinosaurios, pero no es tan desacertado esperar que más temprano que tarde se les “agüe la fiesta”. Como sus antepasados, los dinos verdaderos, estos otros también desaparecerán.

Citas

1 Bruno Rodríguez Parrilla, Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba,. Conferencia de Prensa el 19 de junio de 2017, desde Viena, Austria.
2 Ibídem.
3 Raúl Castro, Informe Central al VII Congreso del PCC, abril 2016.