jueves, 22 de octubre de 2015

Algunas consideraciones sobre el salario en Cuba


Por Humberto Herrera Carles
@hhcarles, hhcarles@gmail.com

                                                         “La diferencia entre el valor de cambio de la fuerza de trabajo y la masa de medios de vida en que se invierte este valor, se presenta también aquí como diferencia entre el salario nominal y el salario real”.
Carlos Marx Tomo I El Capital
Si el tiempo es lo más valioso, la pérdida de tiempo es el mayor de los derroches.”            
Benjamín Franklin
Los datos sobre el salario en Cuba en el Anuario Estadístico del 2014 dados a conocer por  la Oficina Nacional Estadística e Información (ONEI) han traído diversas reacciones, mayoritariamente negativas, de la prensa internacional (http://goo.gl/rml0aohttps://goo.gl/bNUwSm )  y contemplativa de la  prensa nacional ( http://goo.gl/lTk0hi).
El tema de los salarios de los cubanos fue también de los aspectos más discutidos por la población en las propuestas al VI Congreso del PCC, y fue considerado como un problema esencial a resolver en los Lineamientos aprobados. Nada de esto es casual, porque tanto en Cuba como en cualquier parte del mundo, su nivel y poder adquisitivo para adquirir  bienes y servicios, determinan la calidad de vida de los seres humanos.
El Salario por su importancia y complejidad abarcaría “tomos enteros” abordarlo, por lo que el presente artículo solo persigue comentar algunos aspectos importantes del mismo, desde el punto de vista material.
I-          Resultados 2014
Es importante dejar dos aspectos esenciales claros:
1-    El salario que se informa por la ONEI es el que se ingresa en pesos (CUP), es decir -excluye pesos convertibles  (CUC).

2-    No se consideran: “Los ingresos percibidos por distribución de utilidades. Otros pagos en efectivo y entregas en especie a los trabajadores, los cuales no están considerados en el Fondo de Salario” ( http://goo.gl/ef4cPY).

El salario medio mensual de 584 pesos alcanzado en el 2014 en el país representa, un crecimiento del 24.0 % (113 pesos) en relación al 2013, esto es relevante porque constituye el incremento más importante para un año de este indicador en los últimos 25 años. En relación al 2007  representa un crecimiento del 43.1 %  (176 pesos) y al 2010 un 30.4 % (136 pesos), años en que hay un cambio de Presidente en el país e inicia la implementación de las reformas económicas llamadas “actualización”.
a-    Resultados por provincias.

Como se observa en el Cuadro I la provincia de Pinar del Rio presenta el salario medio más alto en el 2014 con 645 pesos y el más bajo se localiza en la Isla de la Juventud con 530 pesos, un 21.7 % de diferencia entre extremos.
Es de notar, como a medida que nos vamos moviendo hacia el oriente del país, en el mismo orden que se encuentran físicamente los territorios, va disminuyendo el salario medio. O sea, en las provincias orientales y en la Isla de la Juventud se paga un menor salario, sin embargo para que eso sea una afirmación comprobada, habría que realizar un análisis integral del  poder adquisitivo en una y otra provincia, es decir habría que comparar el nivel de precios para adquirir bienes y servicios. Así por ejemplo vemos que en la Isla de la Juventud una libra de carne de cerdo cuesta 16 pesos (http://goo.gl/MbmOzE ) y en la Habana unos 30 pesos, es fácil deducir que en la Isla de la Juventud  con el salario medio (530 pesos), pueden comprarse 33.1 lb de cerdo y en la Habana (609 pesos) solo 20.3 lb. Esto como veremos más adelante es el análisis que hay que hacer para comparar el salario entre provincias y países.  
Adicionalmente, debemos considerar que los tipos de producciones en que se especializan los territorios, y la prioridad que da el país para su desarrollo de acuerdo al Plan de la Economía Nacional que aprueba la Asamblea Nacional, influyen en los niveles de salarios.
Así Pinar del Rio es el mayor productor de tabaco del país y este es uno de los  reglones más importantes en las exportaciones de Cuba en moneda convertible. Pueden existir seguramente otros factores, pero el tabaco pinareño de calidad mundial reconocida, es una buena razón para estimular su producción y una causa que explica el salario medio más alto del país[i].
b-            Por actividades

El sector primario, secundario y terciario abarcan el 38.5 %; 31.6 % y 29.9 % del salario medio por sectores económicos respectivamente.

El sector azucarero con 963 pesos en el 2014, es donde más se devenga, así ocurrió en el 2013 y en el 2012, siguiéndole en orden: Explotación de Minas, Ciencia y tecnología, Salud Pública, Agricultura y Construcción, son los seis sectores que evidentemente reflejan en gran medida, la apuesta del gobierno cubano para lleva a cabo el desarrollo económico – social  del país, con excepción del Turismo, que es un sector importante pero refleja el salario nominal más bajo de todos con 377 pesos como se observa en el Cuadro II, por las características particulares del mismo.
El sector azucarero que cumplió el plan al 96 % en la última zafra, y con ello debió afectar otros planes, creció un 18 % en relación a la zafra anterior, pero recibió en un primer momento una andanada de críticas de la prensa nacional y extranjera  por ello, como si existiera otro sector(es) o la economía nacional misma, que pudieran exhibir una tasa de crecimiento parecida de un año para otro. Más recientemente en el balance realizado del sector, se reconoció lo apuntado y se dijo que “hay centrales donde el promedio del salario mensual ha estado cerca de los 3 000 pesos, sin embargo hay otros en que ha sido 400. ¿Por qué?, porque uno cumplió y tuvo resultados y en otro no han podido. Cuando hay respaldo económico los trabajadores tienen ingresos” (http://goo.gl/4Lfphh ).

El salario del Turismo que abarca el 15 % de la fuerza laboral de la nación en el 2014, tienen un alto ingreso por vía de propinas directas en CUC (en un día pueden ganar  dos, tres, cuatro veces el salario medio que se informa que devengan al mes en CUP) e indirectas, legales y “algunas” ilegales que hacen que el nivel de ingresos en el turismo sea el sector que en la práctica, reciben más dinero los trabajadores, pero esto no está reflejado, ni puede estarlo, en la estadística de la ONEI. El bajo salario medio de 377 pesos es el reconocimiento de las autoridades de esa realidad apuntada.
Salud Pública con un crecimiento del 61.5 % en el 2014 vs 2013 es el de mayor crecimiento, resultado de un proceso de reordenamiento donde hubo por una parte la reducción de 109,000 trabajadores y que por otra parte, este sector representa el 64 %      (8 200 millones de CUC anuales) del total de las ventas de los servicios del país (http://goo.gl/Hm6AAV ), haciéndose con esto elemental justicia y sobre todo aplicar la ley de distribución de acuerdo a la calidad y cantidad del trabajo que debe regir en la construcción socialista.
Los trabajadores por cuenta propia no están considerados en esta estadística solo se incluyen los que “hayan sido contratados por la prestación de un servicio” en las empresas estatales. No obstante en esta categoría hay  504 613 trabajadores al cierre de Mayo 2015 (http://goo.gl/eFGvXj ) y según estimados realizados “el sector no estatal (tiene) salarios cuatro o cinco veces por encima del área productiva”   (  http://goo.gl/BwSJzQ ), es decir entre 2 000 y 2 500 pesos mensuales.
II-                    Salario Real

El índice de Precios al Consumidor (IPC) (http://goo.gl/gHTu85) es un índice importante porque “refleja la variación porcentual anual en el costo para el consumidor medio de adquirir una canasta de bienes y servicios”, en esencia con él, podemos saber si el salario tiene o no más valor de un año para otro, entre otras interpretaciones.
La serie histórica del IPC en Cuba presenta vacíos importantes de información, mismos que no han sido cubiertos por la ONEI, esto hace más difícil y especulativo el poder contar con una información exacta y/o validada para los análisis que se puedan realizar.
Como ha ocurrido con otros indicadores[ii] que no informa la ONEI o no lo hace con sistematicidad, el IPC de 1989 - 2000 no existe en sus series históricas públicas actualizadas (http://goo.gl/F2f4wV). Hay varias  series y análisis públicos de economistas cubanos como Vidal (https://goo.gl/5QNEBa), Togores (https://goo.gl/WVmzEe) y Mesa Lago (http://goo.gl/COl3QW) entre otros que cubren en parte ese vacío. Pero como todo trabajo individual, las variaciones y valoraciones del IPC difieren entre uno y otro autor, sobre todo en la información de la imprescindible década del 90.
Hay por otra parte, estimados de la CEPAL (http://goo.gl/hrmmsp ) y hasta de la CIA (http://goo.gl/jZ8G09 ) de años anteriores y más recientes que difieren igualmente entre sí y de estos, con los publicados por la ONEI, algo que ocurre por años hasta nuestros días.  Al final, todos son estimados con un determinado grado de fundamentación que explican de alguna manera el  IPC de cada año en Cuba, pero tienen la gran dificultad que según sea la fuente que se utilice pueden arrojar conclusiones, cuando menos, dispares.
Es importante decir que las series de la ONEI  tienen dos señalamientos a tener en cuenta, uno el salario real calculado con los IPC que contamos tienen un salario nominal que no incluye todos los ingresos percibidos por un trabajador[iii], dos el IPC calculado actualmente por la ONEI solo aplica para productos y servicios en CUP[iv], excluyendo el resto[v] y esto es significativo.  Por lo que cuantificar a qué nivel (%) estamos  en el salario real en el año 2014 en relación a 1989, tiene un margen de error importante, porque  solo “explica”, con la información que contamos, “una parte” con un margen de error apreciable.
Si tomamos en cuenta las series mencionadas veremos por ejemplo que la de Vidal (2007), que es la que más citada, presenta en 1993 un IPC de 6.32 y de 1989 al 2006 incluyendo las deflaciones ocurridas, el incremento el IPC base 1989 es de 8.63 veces, es decir en 1993 ocurrió el 73 % del incremento que repercute hasta nuestros días, según esta serie. Esto significa que el salario mensual nominal promedio hoy en día debería estar sobre los 1 665 pesos y no en 584 pesos, y que los jubilados deberían ganar 545 pesos, en ambos casos para contar con el mismo poder adquisitivo de 1989.
Pero si actualizamos las tres series del cuadro III tomando en cuenta los datos del IPC de la ONEI en los últimos años, el salario real en el 2014 estaría moviéndose entre un 26 % y un 60 %, según la serie que tomemos como referencia, del salario nominal de 1989, lo cual implica una desviación significativa entre una y otra. Lo único cierto es que hay un deterioro del salario real, mas no sabemos exactamente de cuánto es el mismo.


Como complemento y fundamento de todo lo anterior la ONEI publicó un inusual documento de tres páginas el 28/9/2010 titulado “INFORMACIÓN SOBRE EL ÍNDICE DE PRECIOS AL CONSUMIDOR”, donde se reconoce al IPC su importancia para el análisis de la economía detallando sus “usos y funciones”, plantea además los “principales elementos utilizados en la construcción del IPC”, y menciona que a “finales de 1999, se dan un conjunto de circunstancias que apuntan a brindar una mayor relevancia al IPC. En este entorno obliga a la ONEI a adaptar los indicadores de precios, que por el momento eran escasos y poco articulados entre sí”, y se plantea que hay una “necesidad de la actualización del IPC de Cuba con base en el año 1999”.
No se debe pasar por alto tampoco que uno de los “postulados” del mal llamado socialismo real (irreal), era tener precios estáticos  años tras años en lo posible y a modo de evitar el “flagelo de la inflación”. Tener unos datos correctos de la inflación como práctica, impidió además ver más tempranamente, la realidad de lo que ocurría, ya que al menos en la legislación laboral, en muchos países, el salario debe incrementarse anualmente, mínimo, al por ciento de la inflación del año, para que no se deteriore el poder adquisitivo del mismo. Esto no ha ocurrido en todo lo que llevamos de período especial, los incrementos se dan acorde a los cambios de la productividad del trabajo o en sectores priorizados.
III-          Los Ingresos totales de los trabajadores

Los cubanos hoy en día como ya apuntamos en el punto I, no reciben solo el salario que indica la ONEI en sus estadísticas, hay otros ingresos por cuenta propia, remesas y en CUC en las empresas por diferentes conceptos, ¿pero cuál es ese monto total?
En el 2013 se dio un debate público en Ultimo Jueves de la Revista Temas  (http://goo.gl/8XSSUQ donde se trataron los  aspectos salario y nivel de vida que son importantes y hay que tener en cuenta. En dicho evento  participó el ex  Ministro de Economía cubano Dr. José Luis Rodríguez aportando al análisis datos que permiten completar la información que no ofrece la ONEI, mismos que se muestran a continuación:
Tabla 1. Variación de índices relacionados con el Ingreso y el nivel de vida
#
Indicadores
1990 o antes
2011 en adelante
1
Salario promedio
189.00 pesos
466.00 pesos (2012)
2
Peso del salario en relación con el  ingreso de la personas
75 % (años 80)
46.8 % (2012)
3
Gastos de la familia en alimentación ( en relación con sus ingresos)
37 % (1952)
60 %-75 %
4
Coeficiente GINI de desigualdad en la distribución de los ingresos.
0,25 %
0.40 % (estimado)
5
Proporción del monto de las pensiones (en relación con los ingresos de la población)
9,8 %
12 % (4 500 millones de pesos anuales)2011
6
Proporción de los pagos por concepto de asistencia social
0,7 %- 0,8 %
0,7 %- 0,8 %
7
Ingresos obtenidos por los campesinos dueños de tierras (en relación con los ingresos de la población)
2,7 %
12,5 % (2011)
8
Ingresos obtenidos por el sector privado en general (en relación con el ingreso total de la población)
3,4 %
16,3 % (2011)
9
Otros ingresos
10,0 %
30,4 % (2012)
   
Fuente: Dr. Jose Luis Rodríguez

Comentando brevemente los indicadores.

El indicador # 1  refleja el salario medio nominal  del sector estatal informado por la ONEI, ya comentado.
El indicador # 2 se puede observar que de los ingresos totales que tienen los trabajadores cubanos, el peso relativo del salario en el 2012 es solo el 46.8 %, esto cuando menos explica el poco incentivo por trabajar para el Estado en algunos sectores de la economía.
Total de ingresos se considera “como todas las entradas provenientes de fuentes y vías disímiles que llegan a una persona o familia y con las que pueden satisfacer sus necesidades”. Hoy los subsidios a un grupo de alimentos alcanzan el 33 % de lo consumido en el mes según cálculos empíricos realizados, el disfrute gratuito de la educación y los servicios del sistema de salud; que el 95.6 % que las viviendas son propias (http://goo.gl/nTCrwT) y que los gastos de acceso a la cultura, el deporte y el transporte sean relativamente bajos.
Si el salario medio de 466 pesos en el 2012 representa el 46.8 % de los ingresos, es fácil deducir que los ingresos totales son entonces de 996 pesos mensuales. Como no se cuenta con una actualización de esta información, podemos inferir que manteniendo la misma estructura porcentual en el 2014 en relación al total de ingresos, es decir los 584 pesos siguen representando el 46.8 %,  estaríamos obteniendo 1 248 pesos mensuales de ingresos totales como promedio, que llevado a CUC estamos hablando de 49.91 pesos convertibles (CUC).
Indicador # 3  El hecho que se dedique casi ¾ de los ingresos (no del salario) a la alimentación refleja un nivel de reproducción simple de la sociedad, lo cual hace muy difícil el mejoramiento de otros aspectos importante del nivel de vida.
Llama la atención que en 1952 se dedicaba solo el 37 % del salario a la alimentación,  pero se tenía que pagar casi todas las demás necesidades primarias de las familias, los cuales no se garantizaban para todos.
Indicador #4   Esta información es la más relevante de todas, porque sencillamente no se calcula en Cuba por la ONEI o no se informa,  a pesar de que es un indicador importante que mide la desigualdad de los ingresos; la sociedad cubana en todo caso en el 2012 con 0.40, es un 15 % más desigual que en 1989, esta tendencia al parecer ha ido en ascenso según investigaciones recientes (http://goo.gl/UpRdzl )..
La polarización en el crecimiento de los ingresos en la sociedad cubana tiene como efecto que empiecen a aflorar niveles de pobreza en la población, donde al mismo tiempo que se estimula la iniciativa privada y opera la ley de oferta y demanda en una parte de las relaciones comerciales, se plantea que el Estado se ocupará puntualmente de esos casos que empiezan a estar en un nivel de marginalidad, que organismos internacionales la sitúan en un 5 % de la población, y otros estudios en el 20 %, no existiendo la extrema pobreza.
Aquí es bueno recordar la historia reciente, los países que están en los primeros lugares en el mundo, en el Índice de Desarrollo Humano (IDH), su coeficiente GINI oscila entre 0.20 a 0.30 y esto es relevante porque si bien es cierto que el Socialismo no es igualitarismo, tener mayor desigualdad implica menor posibilidad de desarrollo de un país y de sus ciudadanos como demuestran estudios recientes de organismos internacionales (http://goo.gl/gmQovG ).
El estadounidense Premio Nobel de Economía Joseph.E.Stiglizt ha dicho en relación a esto: “La desigualdad es la causa y consecuencia del fracaso del sistema político, y contribuye a la inestabilidad de nuestros sistemas económicos, lo que a su vez contribuye a aumentar la desigualdad; una espiral viciosa en sentido descendente……..los países con más desigualdad sistemáticamente tienen una menor igualdad de oportunidades……el éxito de una economía únicamente puede evaluarse examinando lo que ocurre con el nivel de vida- en sentido amplio- de la mayoría de los ciudadanos durante un largo periodo….las sociedades sumamente desiguales no funcionan de forma eficiente, y sus economías no son ni estables ni sostenibles a largo plazo.”[vi]
Cuba ocupa en el último informe del IDH (2014) el lugar 44 entre 187 países básicamente por sus resultados en la materia de educación (49), salud (35) y economía (56).
Indicador # 5 y 6 Que exista un incremento en las pensiones es positivo por una parte  refleja una vocación humanista del proyecto cubano, por otra refleja que una mayor parte de los ingresos son de “pensionados” lo que aumenta las partidas de gastos en este sentido sobre el presupuesto estatal. Aquí pasa como el salario, se pueden dedicar 4 500 millones de pesos, pero si 200 pesos per cápita que se reciben de forma individual no tienen el mismo poder adquisitivo que cuando en la década del 80 se otorgaban 60 pesos, entonces el incremento es insuficiente y existe un deterioro.
Indicador # 7,8 y 9  Reflejan que la economía privada está creciendo, y la estatal está disminuyendo sus ingresos a pesar de que esta última es donde deben realizarse las mayores e importantes transformaciones porque es donde  están empleados la mayor cantidad de trabajadores cubanos, y es el sustento de la propiedad social socialista, de la economía socialista.
Sobre las remesas
Este punto es muy importante y al respecto, Rodríguez puntualizó: “Suele pensarse en las provenientes del exterior, pero en el país ocurren donaciones internas también importantes: hay un proceso de redistribución de recursos en el contexto de las familias, tanto monetarios como en especie. De las remesas foráneas no hay un registro oficial, ya que generalmente no entran por la vía bancaria. Existen diversos estimados sobre su monto. Se dice que en 1995 eran aproximadamente 537 millones de dólares y que hoy la cantidad puede estar entre 1 500 millones y 2 000 millones de dólares. También se debate mucho sobre el papel que tienen en la sociedad cubana. En realidad, si se toma como punto de comparación el valor de lo exportado por el país en 1995, el monto de las remesas estaría en el entorno de 18%; mientras que si se realiza el mismo cálculo teniendo en cuenta los estimados actuales, sería de 12%”.
Este fenómeno de remesas es normal en casi todos los países de América Latina y el Caribe, pero Cuba  es de los países  que menos recibe. Por otra parte, se estima que entre el 40 – 50 % de la población se beneficia de  las mismas y no necesariamente son los que reciben menores ingresos de parte del Estado cubano, aunque también pueden recibirlas.
Las remesas tienen efectos positivos y negativos para el país.  Si se invierten en negocios privados, ayudan a crear empleos, a ofrecer mayor variedad de recursos y servicios, a “realizar las mercancías” en las tiendas recaudadoras de divisas del Estado (que inexplicablemente tienen un 240 %  de tasa de ganancia), en fin ayuda a dinamizar la economía; si además, se pudiera invertir, como es deseable, en proyectos de mayores alcances, son efectos netos positivos tangibles para el país. Tienen efectos negativos en el sentido que desestimula el trabajo estatal de quienes la reciben (por los niveles salariales actuales); efectos inflacionarios al ponerse en circulación volúmenes importantes de dinero cuando se cambian en las CADECA y eleva el ya mencionado coeficiente GINI creándose mayor desigualdad en la sociedad. Pero los efectos positivos contrarrestan por mucho, los efectos negativos de las mismas.
IV-                  La Dualidad Monetaria y el Salario.

A la población no le influye de manera determinante que se le pague su actual salario en CUP  o en su equivalente en CUC, ya que la tasa cambiara se diferencia en un solo peso.
En realidad sino se iba a emigrar al CUC como la moneda que quedaría en circulación de manera definitiva, hoy carece de sentido el haberla mantenido y mantenerla tanto tiempo en circulación. El CUC era la nueva moneda, el nuevo peso cubano que deberíamos adoptar en el país tanto para el sector empresarial como para la población (http://goo.gl/KAynPI ). La experiencia de los países que tuvieron esta disyuntiva, terminaron adoptando la más joven y fuerte de las monedas creada.
El tema de la dualidad monetaria y cambiara es un problema del sistema empresarial cubano y del Estado, y es en este donde debe resolverse y en la medida que se haga repercutirá en la población. Esto tampoco quiere decir, que por voluntad del Estado se elimine una moneda y todo resuelto, eso no es posible. Lo que es indudable es que debe existir una sola moneda para  localizar, evaluar y aprovechar  las reservas productivas que permitirán incrementar el salario en el corto y mediano plazo.
 Como en el sector empresarial y en los datos macroeconómicos del país  1 CUP = 1 CUC,  los 584 pesos de salario medio equivalen a  esa misma cifra en CUC. Pero como, además, el sistema empresarial no tiene conexión con las Casas de Cambio (CADECA) que utiliza la población, las empresas que tienen ingresos en CUC deben “comprar” CUP en los bancos, a razón de 1 CUC x 1 CUP de tasa de cambio. Esto para el Estado es un “negocio” positivo, ya que se está considerando el salario en CUP en CUC-USD, pero el sector  empresarial a los trabajadores les pagan con una moneda que tiene 25 veces menos valor.
Lo anterior ha tenido al menos dos consecuencias negativas en todos estos años de dualidad monetaria y cambiaria,  la primera es para los inversionistas extranjeros que están pagando un salario caro por “sus” trabajadores cubanos, pero estos solo reciben 25 veces menos generando lógicamente baja motivación y baja productividad en el trabajo y la segunda,  ha influido que se considere a Cuba como destino caro en cuanto inversión extranjera por lo que cuesta la fuerza de trabajo, actuando todos estos años como un desestimulo para esta, entre otros factores.
Se han ido no obstante, adoptando medidas en diferentes sectores de la economía  aplicándose tasas de cambios diferentes ya sea en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, el turismo de 1 CUC x 10 CUP o 1 CUC x 2 CUP. Lo que en la práctica significa un sistema de múltiples tasas cambiarias[vii], que va a complicar aún más el análisis económico empresarial y de toda la economía. En el turismo por ejemplo significa que le hemos regalado de un “plumazo” un 50 % de nuestras “utilidades” salariales a nuestros socios extranjeros, que como ya indicamos tendrá de positivo un estímulo para el inversionista extranjero, que le costara en lo adelante un 50 % menos la fuerza de trabajo, pero no así para el trabajador cubano.
V - El Salario en Paridad de Poder Adquisitivo ( PPA)
Es necesario conocer que para comparar el salario entre países, lo más importante es que hay que medirlo con el poder adquisitivo del mismo en cada nación, y este es el salario en PPA.
 La comparación del PIB de los países en términos reales (dividido por las PPA) “elimina los efectos tanto de los precios como de las tasas de cambio del mercado” (CEPAL), esto permite comparar los distintos niveles de vida de diferentes naciones. Esta actividad se realiza cada seis años a nivel mundial dirigido y coordinado por el Banco Mundial, y esto explica por qué en los Informes Mundiales del Índice de Desarrollo Humano el Ingreso Nacional Bruto per cápita del 2012 tiene por base el año 2005 y el del 2014 tiene por base el año 2011 (http://goo.gl/IwI7h) al resultar los años en que se terminaron las rondas de dichos cálculos a nivel mundial.
Para estos cálculos del PPA es necesario usar un tipo de cambio distinto al que se usa normalmente, “este tipo de cambio tiene que estar basado en una cesta de la compra representativa. Así, si en un país la renta per cápita es de 10.000 dólares y en otro es de 15.000 dólares, pero en el primero la cesta de compra vale 1.000 dólares y en el segundo 1.500 dólares, aunque aparentemente y según el PIB per cápita el primer país parece más pobre, en realidad están al mismo nivel”. El principal problema del PPA es la confección de la cesta de la compra. Unas cestas son distintas a otras, y pueden dar índices PPA distintos. Y otro problema es, una vez elegida una cesta, las diferentes calidades que pueden presentar los productos dependiendo del país en el que nos encontremos.
A Cuba como puede observarse en la tabla que se muestra a continuación del Banco Mundial, se le calculó el índice PPA, a pesar de algunas otras consideraciones emitidas sobre las cifras.
Fuente: Banco Mundial
Este PPA (PPP en inglés) tiene implicaciones en el análisis, como el salario medio de los cubanos en el 2014 es de 584 pesos, esto es el equivalente, si aplicamos el índice que calculó el Banco Mundial (0.218), a ganar en EE.UU 2 678 usd mensuales. Si además consideramos que este salario medio representa el 46.8 % de los ingresos de los cubanos, podemos decir que el ingreso medio de los cubanos es de 1 248 pesos que equivalen a 5 724 usd  PPA en EE.UU desde el punto de vista de la economía empresarial.
La esencia radica en que lo que se compra con 1 USD en EE: UU en productos y servicios, en Cuba se pueden comprar el equivalente  con 0.21 USD, por eso tiene que ser llevado el salario a PPA. Esto no quiere decir, ni con mucho, que el salario y los ingresos totales en Cuba son suficientes, porque no lo son.
Al final lo determinante es la cantidad de bienes y servicios que se pueden adquirir con el salario devengado. Cálculos realizados en Ciudad de Habana en el círculo cercano del autor e independientemente de gustos y necesidades, arrojó como resultado que un salario modesto (sin cigarros, bebidas alcohólicas, sin aire acondicionado, celulares, etc.), decoroso y con una seguridad de vida normal para UN trabajador debe alcanzar                  1 210.00 pesos mensuales, desglosado en : alimentos ( 48.8 %), aseo personal y del hogar (14.2 %), vestuario y calzado (8.3 %), recreación y cultura (8.3 %), ahorro e imprevistos (8.3 %), electricidad (2.8 %), reparaciones varias ( 2.5 %), transporte (2.4 %), créditos (2.1 %), salud (1.2 %) y comunicaciones (1.1 %).
Por otra parte en los EE.UU se pagan 6 498 usd salario PPA mensuales ocupando el primer lugar mundial. Es decir el sistema empresarial cubano con 2 678 USD ingresan el 41.2 % de su par en EE.UU y esto  explica muchas cosas de la relación bilateral.
En resumen, decir que en Cuba el salario es de 25, 45, 59, etc.  USD para compararlo con otros países,  es un absurdo y un error conceptual importante, sino se hacen los cálculos y adecuaciones apuntadas.
VI- La productividad del trabajo y el salario
En los últimos decenios una política que se vincula al incremento del salario, está asociada al incremento de la productividad del trabajo, así un indicador esencial lo constituye la relación salario medio- productividad, que en esencia significa: sino se incrementa esta última no debe aumentarse el salario. Este problema, no resuelto aún, a pesar de que el año 1971 se nombró “Año de la Productividad”, ha sido mencionado con inexplicable constancia no atendida en los balances, sesiones de la Asamblea Nacional, año tras año, sin que se tomen las acciones adecuadas para su solución..
El análisis e incremento de la productividad del trabajo en todos los sectores de la economía debería regir la actividad diaria del país, no se incrementará el nivel de vida de la población, no será Cuba un país desarrollado, ni seremos un país socialista si no se logran los niveles de productividad de nivel mundial. Solo mencionar a modo de ejemplo, ¿Cómo  afrontar la escasez de mano de obra por el envejecimiento de la población sino es con el incremento de la productividad para que supla este déficit?
No me detendré en las múltiples formas de medir la productividad, por lo que aquí solo expondremos la más elemental: PIB / # trabajadores.
La  productividad del trabajo a precios corrientes, desde 1994 (año en que empezó a crecer de nuevo la economía hasta la fecha) al 2014 tuvo un crecimiento promedio anual  del 7.47 % y el salario nominal lo hizo a razón del 5.78 %, si se quisiera equiparar las tasas de crecimiento el salario nominal debería ser de 738 pesos en el 2014. Al parecer los salarios pagados sin respaldo productivo entre 1991-1993 han incidido de manera fundamental en las políticas de equilibrio financiero y han provocado que no crezca el salario en igual proporción que la productividad. De 1959 – 2014 está creció a razón del 1.61 % promedio anual a precios constantes, pero en el período 2007 – 2014 este indicador se comportó al 2.57%, y a precios corrientes al 5.25 %. En el gráfico # 1 se puede apreciar lo expresado de 1989 -2014.
Gráfico # 1. Fuente: Vidal 2007, ONEI, Banco Mundial, CEPAL y cálculos del autor.
Aspectos a tener en cuenta:


a-    La ONEI debería realizar un trabajo investigativo de reconstrucción de las series históricas del Salario nominal y real, IPC, PIB a precios corrientes y constantes, Coeficiente Gini, promedio de trabajadores etc. de 1959 a la fecha y tomando diferentes años como base (1981, 1997, 2000, 2010 por ej) para los indicadores fundamentales que permitan evaluar integralmente el desarrollo económico – social de Cuba. Es además la obra de la revolución y sus limitantes.
b-    El análisis del salario real y el nivel de vida de la población, su evolución, en este proceso de actualización de las reformas, debe ser permanente, ya que  de ello depende el éxito de las mismas. Otros 20 años de “período especial” no es deseable por sus consecuencias negativas, por lo que hay que realizar transformaciones de mayor alcance y profundidad en la ECONOMIA, que es la que hará posible y  sustentable todo el proyecto político- social de la revolución de 1959.
c-    La solución a este problema del salario real, que es complejo pero esencial para seguir avanzando, tiene que ver como muchos aspectos, que concatenados, pueden dar como efecto una solución válida a los objetivos que persigue la sociedad. El incremento de la productividad o capacidad del trabajo es la madre de todas las soluciones a los problemas que tiene hoy Cuba, sin ella no existen aspiraciones de ninguna índole.
d-    Entre 1998 y 2014 el crecimiento promedio anual del PIB a precios constantes fue del 4.4 %; 16 años fue el tiempo necesario para duplicar el PIB. Entre 2007 y 2014 este crecimiento fue apenas de 3.14 % esto quiere decir que si aplicamos la regla del 72, el PIB se duplicará en 22.9 años es decir en el 2037 alcanzaremos la nueva cota. El salario real con base 2000, creció entre 2007 y 2014 un promedio de 3.94 % (hasta el 2013 crecía al 1.64 %) influenciado por el 20.03 % de crecimiento en el 2014, por lo que este salario real se duplicara en 18 años. El consumo final efectivo de hogares per cápita creció a razón de 2,82 %  entre 2007 y 2014 lo que a ese ritmo necesitara 26 años para duplicarse, en el 2040. Es obvio que para lograr duplicar cada 10 años (meta deseable) los indicadores mencionados tiene que crecerse a razón del 7.2 % anual, meta que no está en ningún indicador directivo del Estado cubano.
e-    El salario medio de 584 pesos representa con los 4.96 MMTrabajadores, un fondo de salario de 34 828.3  MMP, es decir el 42.0 % del PIB en el 2014.  Para alcanzar 1 210 pesos de salario medio mensual y  mantener las mismas proporciones  hay que alcanzar 171 502.9 MMP de PIB, es decir hay que crecer 2.12 veces el PIB del 2014. ¿Cuánto habrá que invertir, cuanto habrá que aumentar la productividad y en qué tiempo podremos lograrlo?.
f-     El bloqueo económico – financiero de  los EE.UU a Cuba  ha ocasionado pérdidas según cálculos realizados por la CEPAL (http://goo.gl/oMDBXz) 117 000 millones de dólares, y según Cuba, considerando la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional, asciende a 833 mil 755 millones de dólares, a pesar de la reducción del precio del oro en comparación con el período anterior (http://goo.gl/uOFcnd). ¿ Con este enorme volumen de recursos cuánto no invertiríamos en el desarrollo del país y pagáramos en salario?.
g-    Los nuevos sistemas de estímulo salarial al parecer han presentado problemas puntuales en la aplicación de la Resolución 100/2015 de Finanzas y Precios y la 17 del 2014 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (http://goo.gl/kO3m1M, http://goo.gl/qDSPFT, http://goo.gl/2ACdvT ). Hay que tener presente que en los sistemas modernos de estimulación salarial pagan por todo, hasta bonos por puntualidad y ofrecen en ocasiones unas prestaciones que están por encima de lo que en Cuba se entrega a los trabajadores con los Fondos Sociales de Consumo. Los sistemas cubanos hacen énfasis en el cumplimiento del “plan” que en ocasiones son “líneas deseos” y pueden resultar metas fáciles o inalcanzables que evidentemente hay que ir perfeccionando con presupuestos flexibles, objetivos y científicamente fundamentados.
h-    El indicador de gasto de salario por peso de Valor Agregado Bruto [viii] es el indicador principal actual que se utiliza para los estímulos, entre otros, pero llama la atención de manera preocupante que en la reseña de una reunión del Consejo de Ministros del 31 de mayo del 2014 se diga : “ Se identificaron varios problemas, entre ellos, el incumplimiento del indicador límite gasto de salario por peso de valor agregado bruto, por lo que se han realizado pagos sin respaldo productivo en 238 empresas, por un monto de 347 millones de pesos”.  (http://goo.gl/q5uA4X ).
i-      Los sistemas de estímulos salariales son diseñados para obtener de los trabajadores, en última instancia, una motivación para alcanzar un incremento de la productividad del trabajo y un crecimiento del salario (léase bienestar material), sin embargo, hay que tener en cuenta los resultados científicos que se han obtenido en las disciplinas de  economía conductual y neuroeconomía para que sean científicamente fundamentados y acorde a los objetivos que se esperan lograr. El prueba y error por otra parte es el sistema más costoso de todos.
j-      El tiempo es una medida universal, vivimos por ahora, un tiempo limitado, lo que produzcamos y obtengamos diariamente en ello radicara el bienestar de nuestra vida y la de todos de un país. Hay que poner de moda el aprovechamiento del tiempo, hacer las mismas cosas en menor tiempo eso es productividad. En Cuba se pierde MUCHO tiempo diariamente, en ese tiempo perdido en otras partes del mundo, algunos están produciendo y trabajando con mayor productividad, por consiguiente tienen derecho a alcanzar un mayor bienestar. No es casual que en muchos países el salario es por hora trabajada (productiva).
k-    El Estado cubano debería definir todos los sectores y producciones estratégicas que son exclusivos de su gestión y aquellos que permiten una asociación, cooperación, complemento  (como el turismo). Igualmente se deberían publicar las profesiones que no están autorizadas a ejercerse por cuenta propia y otras actividades que atenten contra la moral y los valores cívicos de la sociedad que se pretende edificar, y todo lo demás debería estar autorizado a ejercerse por cuenta propia y/o cooperativas.
l-      Es un hecho que en muchos países hay una reducción de la semana laboral de menos de 40 horas semanales, es decir es el método intensivo y no el extensivo lo que hace y puede hacer más productiva una economía. La reducción de la jornada laboral creando las condiciones adecuadas para tener mayor productividad tiene beneficios tangibles para la sociedad y los individuos. El objetivo es adaptar la economía a las necesidades de la sociedad y el medio ambiente. Si hay una empresa que puntualmente se necesite y pueda trabajarse más, pues se aplicaría el pago de horas extras por ej.: al 125 %. Reducir el tiempo laboral con una productividad dada y progresiva con la flexibilidad requerida, es la mejor de las posibilidades que se pueda tener. Esta entre otras:
·         Permite gastar menos recursos financieros al laborarse menos horas protegiendo al medio ambiente con menos gastos de recursos naturales.
·         Permite incrementar el tiempo libre de los individuos permitiendo socializar más, crecer la economía vital, superarse como ser humano y como consecuencia ser más productivo.
·         Permite al distribuir el trabajo remunerado de forma más homogénea entre los ciudadanos, propiciando más empleo y más equidad, la posibilidad de alcanzar un salario justo por lo que produce y trabaja, incluso estudios demuestran que las personas están dispuestas a trabajar más intensamente y hasta con menos salario con tal de tener más tiempo libre.
m-   El menor tiempo que se dedique a la obtención de una determinada producción y brindar un servicio con la calidad requerida, es lo que debe ser determinante, la regla de oro en todas las ramas de la economía y debería estimularse permanentemente. Se debe propiciar la introducción constante de nuevas tecnologías  y mejores condiciones de trabajo como un derecho del trabajador en las empresas estatales.
n-     En relación al punto anterior la sociedad debe tener acceso masivo y amplio al Internet con suficiente ancho de banda, con vistas a propiciar, entre muchos otros, la modalidad del teletrabajo siempre que sea posible, pero debe priorizarse y contemplarse en la empresa estatal como prioridad ¿Cuánto ahorraría al país en transporte, en tiempo, en rentas, etc. para obtener los resultados deseados?. Otro ejemplo, si todas las gestiones bancarias  ( ya mencionadas) estuvieran automatizadas y se pudieran hacer pagos electrónicos entre todos los actores que intervienen en la economía, no habría que hacer colas ni trasladarse a los bancos ni para cobros ni pagos, además de la inmediatez. Todo esto es productividad que no es tangible en Cuba.
o-    El derecho a invertir los trabajadores cubanos en sus empresas y recibir porcientos de las utilidades es una propuesta renovadora que debe implementarse, constitucionalmente. La única fuerza de trabajo e inversionista a largo plazo con que cuenta Cuba son los cubanos, no es posible crear una sociedad socialista donde no se compartan riesgos y beneficios con los trabajadores, así estos puedan invertir un solo peso.
p-     Se debe aprender de otras experiencias, hay que estudiar la flexiseguridad del mercado de trabajo aplicada en Dinamarca basada en tres pilares y ver en qué medida es aplicable a Cuba en la empresa estatal:
*Flexibilidad construida con base a pactos contractuales adaptables y fiables.
*Alta protección social para los desempleados.
*Política de formación y reinserción a lo largo de la vida laboral que aseguren la adaptabilidad continúa de los trabajadores. Esto les ha permitido obtener bajas tasas de desempleo, nadie “ha quedado desamparado” y el Estado no tiene altas cargas sociales.
q-     Los colectivos laborales debieran tener derecho a cuestionar decisiones administrativas que impliquen afectación salarial, tanto el básico como los estímulos, con los fundamentos correspondientes, y de no llegar a un acuerdo, eventualmente podrán irse a los tribunales competentes.
r-      Los trabajadores, léase las empresas estatales en la base, deben tener cada vez más atribuciones en que ellas mismas puedan autogestionarse, esto permitiría socializar la propiedad estatal, principal problema del mal llamado socialismo real (irreal). Es necesario más que nunca un Estado regulador, no seguir teniendo un Estado administrador.
s-    Sería recomendable que el salario y los estímulos, se pagaran en una sola moneda. Así como eliminar todo lo que sean “pagos” en especie a todos los niveles, el dinero debe ser el equivalente universal. Igualmente debería implementarse el salario por quincenas para equilibrar la oferta y demanda monetaria en el tiempo y contribuir al ahorro de los trabajadores en el corto plazo de un mes.
t-     Todos los salarios deben pagarse mediante transferencias bancarias, es decir mediante la banca electrónica. Hay que propiciar en toda la vida económica del país esta tecnología, llevarla incluso a los teléfonos celulares tan utilizados en los últimos tiempos en Cuba.
u-    Si no es en un inicio a todos los trabajadores, al menos a los jubilados (y dentro de estos a los que menos ganan), deben cambiarse las pensiones anualmente acorde al IPC anual, por ley. Así como actualizar anualmente el salario mínimo a devengar con una base de cálculo pública.
v-    “El factor más importante, el decisivo para el triunfo del nuevo régimen social es, en última instancia, la productividad”. V.I.Lenin.[ix]
“El único camino mediante el cual se puede ir elevando el estándar de vida es por el camino de ir elevando la producción. Y el camino para ir elevando la producción es elevar la productividad del trabajo. Y la productividad se eleva con técnica y organización”. Fidel Castro Ruz .[x]
Notas.
[i] A propósito la provincia de Pinar del Rio antes de 1959, era considerada la “Cenicienta de Cuba”.

[ii] Coeficiente Gini, Deuda externa actualizada, PIB serie a precios constantes 1900- 2014,  IPC  o si existen como los Anuarios Estadísticos de años anteriores de la década del 2000 -2010, pero no hay acceso.

[iii] Si queremos determinar el deterioro o no del nivel de vida.

[iv]  La ONEI pone una nota  en el IPC y cito “(c) Se refiere a los mercados en moneda nacional”.

[v] El mercado en CUC (pesos cubanos convertibles) por su volumen no es nada despreciable.

[vi] “El precio de la desigualdad”, de Joseph Stiglitz (Editorial Taurus)

[vii]  En los países donde se han aplicado han sido un fracaso.

[viii] Valor Agregado Bruto (VAB): Se define como la Producción de Bienes y Servicios menos el Gasto Material y los Servicios Comprados o como las Ventas Netas menos el impuesto por las Ventas, menos el Gasto Material y los Servicios Comprados.

[ix] “Una gran iniciativa”. En Obras Completas, Editora Política La Habana. T, 29.  Pág. 419.

[x]   Periódico Revolución, La Habana, 2 de Noviembre de 1964 pág.5

No hay comentarios:

Publicar un comentario